lunes, 12 de septiembre de 2016

Los nuevos retos de la policía local en la sociedad actual

Desde hace un tiempo, venimos trabajando en la preparación de una Comunidad de aprendizaje que debata acerca del rol del policía local en la sociedad actual. Como actividad previa, hubo una jornada formativa en julio pasado con representantes políticos y técnicos de las policías locales de la provincia. En este post, Manel Muntada nos hace una reflexión sobre este asunto.

En un momento como el actual, donde los modelos sociales están cambiando y la ciudadanía ha adquirido un nuevo papel siendo más propietaria y estando más implicada en la gobernanza de sus municipios y ciudades, la policía local, como servicio público, comparte el mismo reto que el resto de la administración, que no es otro que el de revisar su papel y el valor que pueden añadir a su razón de ser tradicional para satisfacer las nuevas necesidades y expectativas que se desprenden de este nuevo escenario. 
Este nuevo desafío comporta impulsar una manera de hacer donde la relación entre ciudadanos y administración esté basada en una conversación continua, natural y fluida que permita recorrer juntos el camino y alinear de manera continuada las nuevas necesidades con los servicios que se despliegan para satisfacerlas. 
Este cambio de modelo supone impulsar en el seno de nuestras administraciones aquellos valores que posibilitan y fortalecen las relaciones como lo son la confiabilidad, la comunicación, la empatía o la colaboración, así como desarrollar las capacidades que permitan traducirlos en actitudes y acciones concretas en el día a día profesional del servidor público.

El pasado 18 de julio tuvo lugar en el Hogar Provincial de la Diputación de Alicante una jornada organizada por el Servicio de Formación y dirigida a representantes políticos y responsables de la policía local de los municipios de la provincia de Alicante con el objetivo de reflexionar sobre estos aspectos y determinar los desafíos que desvelan en los actuales modelos de policía de nuestros municipios. 
La jornada se estructuró en dos partes, en la primera, Begoña Román, doctora en Filosofía, profesora de la Universidad de Barcelona y alicantina, reflexionó sobre ética y moral en el contexto de la administración en un momento donde, además, ésta ve la confiablidad y el rigor que siempre la han caracterizado, amenazada por la resonancia que actualmente tienen las redes sociales y los medios de comunicación, más preocupados por la captura de noticias con un componente viral elevado que por la solidez de los mensajes que se vuelcan de manera continuada. 
La irrupción de conceptos como el de transparencia es denotativo de esto que estamos comentando, aunque existan motivos justificados que hayan llevado este término a los principales titulares de los medios de comunicación, al discurso político, al legal y al institucional, la transparencia se ha instalado como algo más que como un derecho que legitime las decisiones que se toman desde la verticalidad de nuestras estructuras sociales, la transparencia se ha alojado en el discurso de quien pide confianza cuando, paradójicamente, se trata de un dispositivo que nace justamente de lo contrario, de la sospecha y de la desconfianza. Ante todo esto, los cuerpos de seguridad, expuestos como están por su actividad a ser objeto de atención, deben plantearse actuaciones concretas que les permitan hacer frente a estos factores y ocupar el espacio de confianza, respeto y colaboración que les pertenece. En la segunda parte, se llevó a cabo una actividad conducida por Manel Muntada [cumClavis] en la que los participantes tuvieron oportunidad de intercambiar impresiones sobre el tema tratado y destilar unas primeras conclusiones que permitan orientar futuras acciones de desarrollo para el colectivo de la policía.

Las principales propuestas que realizaron los participantes allí reunidos fueron las siguientes: 
  • Se ha de desarrollar en la ciudadanía una sensación empírica de cercanía, de conexión comunicativa y de confort con la presencia de la policía. Esto implica reconsiderar el perímetro competencial y ampliarlo con otros papeles o funciones que deriven en unas expectativas más amplias, diversas y amigables respecto de la policía por parte de aquellos a los que sirve. 
  • Respecto al modelo y a los procesos de trabajo, a la policía se le plantean los mismos retos que al resto de servicios de la administración, esto es el hacer más fácil y sencilla la relación con el usuario simplificando procedimientos y buscando la adaptación continua de la relación de servicio a la singularidad de la demanda. 
  • La capacitación de los agentes juega un papel importante en la forma y en el fondo de esta evolución de la policía en el marco de la sociedad actual. Es necesario elevar a la categoría de competencias clave todas aquellas capacidades relacionadas con la interacción interpersonal [comunicación, mediación, confiabilidad, empatía, orientación, modelamiento, etc.] y llevar a cabo actuaciones concretas que estimulen y sitúen en un primer plano todos aquellos valores capaces de traducir estas capacidades en acciones y actitudes concretas y habituales. 
  • También se apuntó la necesidad de analizar el estado motivacional de los agentes y reflexionar sobre los propósitos y expectativas que les empujan a escoger la carrera policial así como el grado de alineamiento de estos dos factores con los nuevos modelos profesionales que se quieren impulsar. 
  • Por último, todos estos grandes retos plantean evidentemente una revisión del papel que en todo ello han de jugar los responsables de la policía local, donde se ve como necesario un cambio de orientación en el enfoque del modelo de servicio, en la orientación estratégica que se derive de todo ello y que permita aportar cosas diferentes. 

Manel Muntada Colell. Licenciado en Psicología por la Universidad de Barcelona y Neuropsicólogo por la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Barcelona, es experto en planificación estratégica, desarrollo organizacional y dirección de equipos de alto rendimiento. Ha desempeñado funciones directivas y de coordinación metodológica en el sector público, privado y universitario, con experiencia contrastada como asesor, coach y formador de directivos en el ámbito de la administración pública (estatal, autonómica y local) y en el privado. Profesor del Instituto Nacional de Administraciones Públicas, en el Curso Superior de Directivos Locales y en el Curso Superior de Dirección de Recursos Humanos en las Administraciones Locales, en la materia de liderazgo y de gestión por competencias. Profesor en la Universidad Autónoma de Barcelona y en el Instituto Catalán de Ciencias Políticas y Sociales en materia de Liderazgo y Gobierno Relacional. En la actualidad desarrolla su labor de consultor con la marca profesional [cumClavis]