jueves, 28 de marzo de 2013

El futuro de la formación está en compartir contenidos

 Lo venimos repitiendo con cierta insistencia y desde hace tiempo. El mundo 2.0 no se caracteriza tanto por los aspectos tecnológicos, cuanto por la filosofía que hay detrás y que lo impulsa, basada en compartir pensamientos, ideas, conocimientos, reflexiones con las personas que conforman nuestra red de contactos. Ello está impulsando que -con las herramientas que usamos- vayamos construyendo nuestro PLE (Entorno Personal de Aprendizaje) y/o nuestro PLN (Red Personal de Aprendizaje), dando forma a esta nueva manera de aprender de/con los demás aprovechando las nuevas tecnologías.
Aprender en red es posible si otras personas ponen en abierto, a disposición de todos los interesados, sus conocimientos, y si facilitan espacios en los que tengan cabida estos repositorios. La regla no escrita, pero evidente, es que, a la vez que nos enriquecemos de lo que otros aportan, asumimos la responsabilidad de depositar en la red lo que descubrimos, aprendemos y reelaboramos, añadiéndole valor.
No sé si estaréis de acuerdo conmigo, pero tengo la sensación de que, en los últimos meses, se está avanzando espectacularmente en este aspecto; es decir, cada vez más hay profesionales, instituciones, colectivos que, bajo licencias creative commons, (y a veces sin ellas) ponen a disposición de los demás, innumerables recursos, útiles también para la formación. A ello quería dedicar este post, recogiendo tres iniciativas que no son más que una pequeñísima muestra de esta gran generosidad de la red:
Los Visionados de Cumclavis [VisioClavis]
Manel Muntada, consultor artesano con gran experiencia en proyectos del ámbito público, tuvo la iniciativa hace unos meses de crear este espacio web, abierto, en el que -atendiendo a una clasificación por categorías- va insertando videos que ilustran diferentes aspectos de la gestión y que son de mucha utilidad para ayudar a explicar, de manera sencilla, conceptos ciertamente complejos.
Manel, desde el principio, ofreció este sitio como un lugar que se iría enriqueciendo en la medida que todos los demás fuéramos sugiriendo la inclusión de nuevos materiales, y así se viene haciendo, demostrando con ello que se trata de algo vivo y que esa actitud positiva de compartir en la red es cierta. Estamos, desde mi punto de vista, ante una demostración palpable de lo que significa compartir en red. Visionados será más o menos relevante en la medida que nos comprometamos todos los demás. Él lo explica mucho mejor
Si te suscribes, vía correo electrónico recibirás las novedades del sitio que de manera sistemática, se van incorporando.
Ah!!, y ya que hablamos de Manel, me permito recomendar su blog, imprescindible si te preocupan los temas de liderazgo, desarrollo organizacional, competencias, gestión del cambio, trabajo en equipo.......Por cierto, ¡¡qué bien escribe!!
Las Unidades de Conocimiento de la Fundació Factor Humà
La Fundació Factor Humà es una organización que agrupa a técnicos de recursos humanos, tanto del ámbito público como del privado, y que nació hace unos 15 años, con la vocación de "mejorar la gestión de las personas en las organizaciones".
Esta fundación es sin lugar a dudas un referente en el extenso mundo de los recursos humanos, y es bastante prolija en la convocatoria de actividades sobre esta especialidad; Jornadas, Seminarios, Encuentros de socios, Presentaciones de libros, premios, etc., .... forman parte de su día a día y con periodicidad quincenal, remiten un boletín de novedades, vía correo electrónico a quienes se suscriben al mismo, de forma gratuita.
Hasta Diciembre del año pasado, tenían una sección "Premium" consistente en poner a la venta (a un precio muy módico, eso sí) algunos documentos más elaborados. Pues bien, a partir de Enero de 2013, hicieron público su deseo de compartir también de manera abierta sus "unidades de conocimiento".
Los boletines quincenales, aportan noticias de la fundación, otras noticias de RR.HH., recomendación de lecturas, información bibliográfica, legislación, opinión (blog), y ahora también, las unidades de conocimiento.
Estas "unidades" son documentos de menos de 10 páginas que recogen ideas clave sobre temas relacionados con la gestión de las personas, que mantienen siempre la misma estructura y que creemos son excelentes herramientas para la formación. Os ponemos el enlace a la última de ellas, dedicada a la "intraemprendeduría"
Si tu interés profesional está relacionado con el ámbito de los recursos humanos, te recomiendo muy encarecidamente que te registres en Factor Humá.
Campus y Empresa. Universidad de Alicante
Campus y empresa es el espacio web en el que la Fundación Universidad-Empresa (FUNDEUN) de la Universidad de Alicante articula una muy buena oferta formativa de postgrado en la que participan activamente reconocidos profesionales del exterior de la Universidad.
Tanto por ello, como por el buen uso que hacen de las redes sociales, su fama está trascendiendo los límites de Alicante; en esa línea, algunos de los cursos que proponen tienen ediciones especiales en Valencia, Barcelona o Madrid, por ejemplo.
Uno de las líneas formativas es el Programa de Desarrollo para Directivos y Emprendedores centrado en las competencias clave de la función directiva. Como antes os decía, participan reconocidos profesores, ajenos en la mayoría de los casos al mundo académico universitario. Pues bien, con artículos escritos por este profesorado, están editando en abierto una serie de "cuadernos" con interesantísimas reflexiones sobre la materia. Utilizan las redes para su difusión. Los cuelgan de la Web y los comparten a través de mail. A mi me llegan por medio de José Antonio Carrión, uno de los responsables de este programa formativo. Os enlazo el tercero y último de estos cuadernos dedicado en esta ocasión al Networking
Es una muestra más de la tendencia que venimos observando también en las Universidades, por desenclaustrar los contenidos y cuya mayor expresión son los MOOC´s o cursos abiertos de los que ya hemos hablado recientemente en este blog.

¿Y tú? ¿También compartes?

8 comentarios :

  1. Estoy con vosotros, José Antonio, el dospuntocero es una filosofía que halla, en la tecnología actual, un buen canal para desarrollarse. Pero tal y como apuntas es, en definitiva, una forma de pensar, de hacer y de actuar. En mi caso ha supuesto un antes y un después en mi desarrollo profesional y ha transformando la manera de enfocar y plantear mi trabajo. En este sentido ha supuesto más una liberación que una adición.

    Junto a los avances que comentas no puedo evitar contener la respiración por la sombra que ciernen estos gobiernos conservadores sobre todo aquello que tenga que ver con la iniciativa social, con el compartir y socializar el conocimiento. Siempre esa mano negra que nos desdibuja media sonrisa…

    Muchísimas gracias por la mención, me honra muchísimo tu valoración y que hayáis dedicado un espacio en este post a los visionados. Me satisface que lo encuentres una herramienta útil, ¡Ya tenemos una buena colección! ;-)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola Manel:

    Reconozco también que la participación en canales 2.0 me está haciendo cambiar. A menudo digo, y es cierto, que he aprendido mucho en los dos últimos años gracias a la interacción que facilita Internet, y evidentemente no es una cuestión tecnológica.

    Desde su creación, y tú lo sabes, visionados me ha parecido una gran iniciativa, por lo que supone de generosidad, compartir, por la posibilidad que das de construir entre todos...., y también porque rompe con la idea tradicional de que los contenidos están en "texto".

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. Creo que compartir ha dejado de ser una opción para convertirse en una "obligación".
    Ya no hablo exclusivamente de la empresa pública (que parece que su propia vocación conlleva la necesidad de compartir) sino también de la privada. En esta constante evolución que estamos "disfrutando" hemos pasado rápidamente por varios estadios:

    A mediados del S XX la mayor prioridad de las empresas fue el de producir, cuanto más y más rápido mejor, aprovechando el boom demográfico y las necesidades de reconstruir una Europa arrasada por dos guerras.

    Una vez inundado el mercado de productos y servicios necesitaban diferenciarse para poder seguir vendiendo. Aparece entonces los criterios de calidad (aunque en este primer momento sólo preocupado en evitar errores en la fabricación)

    Cuando esto se generalizó el siguiente paso fue el de aplicar esos mismos criterios no sólo al producto sino también a los procedimientos internos.

    Otra vez había que diferenciarse y se consiguió con la incorporación de servicios de atención al cliente (comienza a existir un feed-back, se empieza a escuchar la opinión de los consumidores)

    Llegó la RSC, las empresas además de hacer buenos productos, y de atender a sus clientes abogó por dedicar esfuerzos a un compromiso social como forma de diferenciarse una vez más y ocupar un espacio en las mentes de sus potenciales clientes.

    Pero otra vez más ya no era suficiente con todo esto, con la llegada del 2.0, las empresas no podían limitarse a escuchar, tenían que dejar participar. En las redes sociales los usuarios ya no decían sólo lo que les parecía un producto sino que proponían nuevos.

    Y una vez más ha llegado el momento de diferenciarse, y aquí creo que es donde se encuentra el motivo de este post. Ya no basta con tener una consolidada Responsabilidad Social, no basta con estar en las Redes Sociales. En un mundo globalizado donde los propios usuarios han adquirido y asimilado “la cultura del compartir” las empresas deben sumarse a ese carro, mejor antes que después.

    Por esto digo que compartir es ya una “obligación”, lo es tanto como tener una certificación de calidad o un servicio de atención al cliente. El prestigio, el lugar que ocupa en nuestras cabezas las empresas viene determinado por muchos factores: cómo de bueno son sus productos, cómo de bien atienden a sus clientes, qué hace y cuánto se preocupa por su entorno, y dentro de nada, cuánto y qué comparte…

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rafa:

      Es un placer encontrarte también por el blog comentando.

      Bueno, en realidad lo tuyo no es un comentario... es todo un post muy bien fundamentado y que expresa tu inequívoca posición sobre esta cuestión.

      Aunque el hecho de "compartir" se va imponiendo, no va a ser fácil. Perviven todavía, y con mucha fortaleza, visiones sobre los contenidos formativos, ancladas en los "derechos reservados" y en el "prohibido reproducir". También personas con pocos escrúpulos que, aprovechando la generosidad de la red, "reciben" pero no "dan" o, lo que es peor, recogen contenido abierto de Internet, lo empaquetan, y "lo venden" autoasignándose la "propiedad".

      Precisamente por todo ello he querido resaltar en el post, buenas (excelentes) prácticas de lo que significa compartir, y que representan la filosofía colaborativa del "dospuntocerismo"

      Un fuerte abrazo:

      Eliminar

  4. ¡Qué orgullo trabajar en un departamento con este estilo de dirección! Felicidades, jefe!!!

    En cuanto al contenido del post, (del primero, porque el de Rafa es otro puntazo) nada que objetar, por supuesto, sino todo lo contrario, es perfecto, impecable.

    Si “compartir” es un valor, no olvidemos que siempre viene de la mano de “comunicar”. ¿Cuáles son las organizaciones (ya sean públicas o privadas) que más comparten? Pues, aquellas en las que la comunicación juega un papel importante dentro de su filosofía, dentro de su plan estratégico, como uno de los objetivos principales a conseguir.

    Es cierto que cada vez más, y gracias a las Tic’s, todos estamos más intercomunicados en este mundo global, lo que es un factor que favorece compartir experiencias, sabiduría, opiniones, etc., pero también es cierto que, aún disponiendo de todas las facilidades que nos proporcionan las nuevas tecnologías para hacerlo, todavía existen muchas personas y organizaciones que no acaban de llegar a asumir la potencia de esta nueva forma de ver la vida y que, como mucho, sólo se aprovechan de las aportaciones de los demás.

    No caigamos en el pesimismo, se trata de una cuestión de “cultura”, y como tal necesita de un tiempo considerable para que llegue a calar en los cerebros y posteriormente pasar a la acción.

    Por supuesto que, como dice Manel, (por cierto, me encanta su espacio de vídeos!) nos encontraremos con multitud de obstáculos en el camino, pero ahí está el reto, y tiene que servir como aliciente. La bola de nieve está formada, ahora sólo falta dejarla rodar para que se haga mucho más grande.

    Enhorabuena a todos los que encabezáis nuevas buenas prácticas, y adelante!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Concha:

      Muchas gracias por participar en el blog, y también por tus palabras que me ruborizan (de verdad)

      No puedo añadir mucho más a lo que dices; estoy plenamente de acuerdo con tu razonamiento, y me encanta el optimismo que destilas. La imagen de la bola de nieve, rodando y haciéndose grande, me parece muy buena.

      Besos

      Eliminar
  5. Felicidades por el post, que nos recuerda, nos pone a mano, unos buenos ejemplos de cómo compartir es útil!
    Justamente estamos pensando en hacer una jornada el més de julio para mostrarnos, entre las unidades de formación de todas las Administraciones públicas catalanas, todos esos recursos que probablemente tenemos "en un cajón" y serían útiles para la formación o la gestión de otras personas.

    Gracias de nuevo y os mantendremos informados!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Joana:

      Un placer verte por nuestro blog de nuevo.

      Os felicito por la iniciativa que nos anuncias en tu comentario. De hecho, en ese sentido en la Escola (EAPC)sois ejemplares; lo digo por los materiales que con cierta asiduidad venís compartiendo.

      Tenednos "al loro", por favor.

      Besos

      Eliminar