domingo, 26 de febrero de 2012

RENOVANDO COMPROMISOS. PLAN DE FORMACIÓN 2012


Este mes de Febrero que la semana que viene nos abandona, ha dado mucho de sí en lo referente a la gestión de nuestra actividad formativa, máxime en el período transcurrido desde la publicación del anterior post.

El jueves 9 de Febrero, tuvimos la reunión de la Comisión Paritaria de Formación para el Empleo, que dió el visto bueno a la propuesta del Plan Agrupado de Formación para el Empleo 2012 que la Diputación de Alicante oferta a los empleados públicos de las diferentes administraciones locales de la provincia. Aunque en este ejercicio la convocatoria no se ha producido, hemos optado por respetar los plazos habituales de planificación y tenerlo todo preparado para cuando esta se produzca.

El viernes 10 de Febrero, en el MARQ tuvimos la Jornada anual de trabajo con los prescriptores de formación de los Ayuntamientos. Una primera parte la dedicamos a dar cuenta de los resultados más significativos del ejercicio 2011, así como de las líneas generales del Plan 2012. Tuvimos también ocasión de debatir acerca de los avances que nos habíamos planteado en relación a la progresiva reducción del número de "no presentados" a las diversas acciones formativas que realizamos. Aunque la cifra ha bajado, nos hemos autoimpuesto llegar a un máximo del 5%, para lo que seguimos necesitando del trabajo común, Departamento-Ayuntamientos, para lograrlo.
Como decía, tuvimos ocasión de presentar algunas de las líneas generales del Plan 2012 que, a pesar de las dificultades económicas, sigue siendo muy ambicioso. En torno al 45% de las acciones formativas propuestas, son bien nuevas, bien actualizadas, lo que da una idea del grado de innovación del mismo. Algunos datos que nos parece importante resaltar son:

- Seguimos en línea ascendente proponiendo acciones formativas en formatos no presenciales, bien porque total o parcialmente se llevan a cabo a través de Internet. Se está facilitando con ello que puedan cursarse sin necesidad de desplazamientos. Más del 18% de la oferta es de esta modalidad.

- Nuestro compromiso con la descentralización es total. Todas aquellas acciones formativas de las que haya que hacer varias ediciones en función de la demanda recibida, se programaran en distintos lugares de la provincia, aprovechando la red de aulas de las agencias gestoras, así como las conveniadas con distintos Ayuntamientos de la provincia

- El Plan 2012, incorpora varias acciones formativas específicas referidas al manejo de las herramientas 2.0. Las redes sociales son una realidad a la que no podemos estar ajenos desde la Diputación

- Seguimos trabajando de maner decidida en el impulso de nuevas metodologías formativas que faciliten el trabajo en equipo y pongan en valor el conocimiento y experiencia que ya tenemos en nuestros porpios Ayuntamientos. En este sentido, durante 2012 esperamos poner en marcha, al menos, 4 nuevas comunidades de aprendizaje, animados por la experiencia y reconocimiento obtenidos con las celebradas durante el año pasado.

A continuación, recordamos a todos los participantes, la presencia en redes 2.0 que tiene el Departamento, recordándoles que se han puesto en marcha como herramientas complementarias de comunicación con ellos y con el resto de los profesionales interesados en la formación pública.


La segunda parte de la Jornada tuvo carácter abierto, y lo dedicamos a presentar los resultados obtenidos por la Comunidad de Aprendizaje "Liderazgo de Proyectos", de la que ya hemos hablado en varias ocasiones. Hubo tres intervenciones: la visión de la Institución, la del moderador y la de los participantes. Luego siguió un animádísimo coloquio en el que diversos profesionales de los Ayuntamientos, asistentes a la Jornada, se interesaron por el devenir de esta experiencia.
El pasado viernes 17, finalizó el plazo para que desde los distintos Ayuntamientos nos hicierais llegar la demanda priorizada para poarticipar en las acciones formativas de la convocatoria general que habíamos lanzado a mitad de Enero, de tal manera que ya se están poniendo en marcha (de manera progresiva) los cursos.

Por último, el jueves 23 tuvimos ocasión de presentar nuestra experiencia de comunidades de aprendizaje en la 3ª Jornada de Aprendizaje en las Administraciones Públicas, que tuvo lugar en el marco de Expoelearning, feria y congreso internacionales sobre formación.

No quiero terminar el post sin agradecer, de nuevo, y de manera muy sincera la colaboración que en nuestra tarea diaria nos prestan los profesionales de los Ayuntamientos que se encargan de los temas de formación. Sin ellos, no sería posible llevar adelante nuestros planes anuales de formación. Muchas grcias por vuestro trabajo

Esperamos vuestros comentarios.

martes, 7 de febrero de 2012

EL MUNDO DE LA FORMACIÓN ESTÁ DE LUTO. HOMENAJE A BABOT


El jueves pasado, día 2 de febrero de 2012, por la tarde/noche, fallecía Íñigo Babot. Me enteré en Twitter el viernes por la tarde, recien iniciada la sesión; no lo podía creer, me quedé paralizado. Varios tweets a continuación, lanzados por personas muy fiables no dejaban lugar a dudas.

He estado varios días tan impactado, que no he sido capaz de escribir unas líneas para recordarle. Hoy lo hago, en nuestro blog, para reconocer una figura tan singular, también para facilitar que quienes en Alicante tanto le apreciábamos podamos dejar aquí nuestras reflexiones y por qué no decirlo, con cierta intención terapeútica que me permita elaborar mi propio duelo.

Glosar la parte académica de Íñigo no tendría demasiado sentido. En todo caso, y para los posibles lectores que no le hayan conocido, enlazamos su curriculum vitae y también podrán consultar su legado, constituido por las enseñanzas impartidas en sus múltiples seminarios, talleres, ponencias, etc., así como por sus publicaciones más conocidas.

No soy capaz de precisar la fecha, pero sí el contexto en el que conocí a Íñigo. Fue en una de las Jornadas sobre e-learning que la ECLAP programa cada año, dirigidas básicamente al sector público de formación. Era en Salamanca, creo recordar que eran las segundas. Íñigo tenía una ponencia en la que hablaba de “grandes fracasos corporativos en e-learning”, donde desgranaba, sin pudor, errores cometidos al respecto por parte de grandes corporaciones, sin decir cuáles, obviamente. Justo a continuación venía una mesa redonda sobre formación en Administración Local en la que yo participaba; empecé mi intervención retomando el discurso de Babot sobre los grandes fracasos, diciendo que ello me reconfortaba y me liberaba de culpa a la hora de hablar de los nuestros que, en todo caso, eran mucho menores, desde una perspectiva de coste económico. Desde la primera fila se partía de risa oyéndome.

Ello nos dio pie para poder hablar al final de las Jornadas, con cierta complicidad, lo que nos ayudó a conectar. Un tiempo más tarde se presentó en Alicante, sin otra pretensión que comer conmigo y conocer más de nuestro modelo formativo que, al parecer, y por lo oído, parecía atraerle.

En estos últimos años, ha colaborado con nosotros en proyectos muy interesantes, bien directamente con el departamento de formación, bien, intermediado por nosotros, con el Instituto de la Familia “Pedro Herrero” dependiente de esta Diputación. Nos ayudó en la presentación en público del proyecto holon en Alicante. Dirigió una sesión en la que –sin importarle la cantidad de público que había en la sala- planteó un case study, y fue capaz de movilizar a todo el mundo. Gustó mucho, mucho… Trabajó también en la formación de tutores virtuales para este mismo proyecto, colaboró de forma desinteresada en la sesión de presentación de nuestro Plan 2010, … se “encerró” con parte del departamento de formación durante un par de días en un hotel rural, y de ahí surgió nuestro Plan Director y el embrión de nuestra formación 2.0 …

Todo esto facilitó que estableciéramos una relación que iba mucho más allá de la colaboración profesional. Íñigo era una persona afable, sencilla… hacía fácil lo complicado y escuchaba mucho. Reconocía el valor y la competencia de las personas. En estos últimos tiempos, no había vez que nos encontráramos que no me preguntara por mis colaboradores: ¿qué tal Pedro?…Y Rafa?...y the kid?...y Concha? y José Vicente?…. para terminar diciendo: ¡¡Qué buen equipo tienes, José Antonio!!.

Debido al trabajo que hacemos, nos vemos obligados a tratar con mucha gente, de muy diverso carácter. Algunos/as de ellos/as con cierto reconocimiento público, lo que de alguna forma les convierte en una suerte de “superestrellas”. Mis colaboradores, al respecto, dicen a menudo que hay dos categorías: aquellos/as que van de gurús y que para demostrar su supuesta valía y sabiduría, se impostan a sí mismos, como si levitaran. Constantemente hacen referencia a su fama y no se relacionan con cualquiera. Frente a éstos, el otro grupo vendría caracterizado por aquellos/as que, cuánto más saben, mas sencillos, cercanos y amables se muestran. Derrochan educación en su trato, agradecen todas las gestiones hechas por muy sencillas que estas sean, y siempre tienen en la boca palabras de agradecimiento para la gente que está a su alrededor. En esta categoría es en la que siempre han situado a Íñigo Babot.

Sabía de su enfermedad. Me impresionó siempre su saber estar, su manera de abordarla, con mucha valentía y entereza, sin evadirse de la gravedad del asunto. Recuerdo cuando, de un día para otro, se fue de unas Jornadas en Valladolid de manera un tanto repentina. Luego supe que era para operarse de su primer cáncer. Me causó admiración ver la actitud que tuvo en sus varias ponencias, sabiendo que en un rato tomaba un avión porque en menos de 24 horas le intervenían quirúrgicamente. Su recuperación fue espectacular; trabajaba a todo ritmo mientras seguía el tratamiento farmacológico.

La última vez que le ví fue el pasado 9 de Enero; no ha pasado ni un mes. Fui a buscarle al aeropuerto a primerísima hora, lo que nos permitió charlar de lo divino y lo humano, alrededor de un café con leche. Hablamos de futuro, de proyectos y colaboraciones comunes. Contrastaba su desmejorado aspecto físico (no le había visto después de la segunda operación) con su estado de ánimo: estaba contento, optimista, hasta me habló de fútbol (no sé si sabéis que era periquito). Su vitalidad era impresionante. Aguantó como un campeón, prácticamente de pié todo el taller que duró mas de tres horas. Pero no solo eso; al cabo de la tarde, le acerqué al aeropuerto; volaba a Madrid, dónde tomaba un coche de alquiler para llegar a dormir a Burgos, dónde, al día siguiente, se entrevistaba con mi colega de aquella Diputación. Por todo eso, por esta actitud ante su trabajo, ante la vida, me está costando mucho más admitir su desaparición.

Te recordaremos siempre Íñigo, con tu sonrisa franca y ojos vivaces escondidos tras esas gafas que nos devolvían de tí esa imagen de adolescente permanente, con pinta de buen estudiante. Te recordaré también hablando con entusiasmo de tu familia, de tu mujer, de tus hijas, esas a las que utilizabas de ejemplo en alguna de tus diapositivas, para hablarnos de ese mundo 2.0 que viene, … que ya está aquí. Me seguiré riendo cada vez que me acuerde de la cara que ponían los camareros cuando pedías coca-cola, una tras otra, sin solución de continuidad … Y recordaremos siempre tu legado y tus enseñanzas sobre formación en general y e-learning en particular. Para contribuir a ello, me permito insertar en esta entrada la videoentrevista que te hice hace justo un año, en la que nos instruyes acerca de las tendencias en formación.


 

viernes, 3 de febrero de 2012

EVALUANDO QUE ES GERUNDIO (IV)


En los tres anteriores post sobre evaluación, hemos abordado los niveles de: a) evaluación de la satisfacción con la formación recibida (inmediata a la finalización del curso); b) evaluación del aprendizaje(antes, durante y al final del curso); y c) evaluación de la transferencia o aplicación de los aprendizajes en el puesto de trabajo (transcurridos unos meses desde la finalización del curso).
Los resultados de la evaluación de esos tres niveles nos proporcionan una cantidad de información decididamente válida e importante para posibilitar corregir cualquier desviación, si fuera el caso, así como adoptar medidas de mejora en aras de una formación con unos cada vez más altos índices de calidad.
Pero las acciones formativas procedentes de un Plan de formación no surgen de la nada; llevan detrás todo un conjunto de procesos implementados en un departamento de formación que hacen posible: la detección de necesidades formativas, la planificación de cursos y su gestión, y la evaluación de todos ellos.
El trabajo y trato del personal, las herramientas utilizadas para la gestión, las innovaciones y mejoras introducidas a todos los niveles, la comunicación y retroalimentación con sus “clientes” y usuarios de la formación… en definitiva, la organización y funcionamiento del Departamento, deben ser también objeto de evaluación. De otro modo se correría el riesgo del estancamiento.
¿Y quién mejor para juzgar y opinar sobre los servicios prestados y la manera de funcionar de ese Departamento? Sin duda, los propios “clientes” de esos servicios, es decir, en nuestro caso los ayuntamientos, entidades locales de la provincia y los mismos departamentos de la Diputación.
El particular carácter de este tipo de evaluación determina el distinto tratamiento de la misma. Ése, y no otro, es el motivo de confiar este tipo de estudio, evaluación o “auditoría” a entidades certificadoras de la calidad de los organismos de formación, o, en su defecto, a alguna empresa externa con capacidad y solvencia acreditadas para hacerlo.
Nosotros nos sometemos a este tipo de evaluación año tras año. En este sitio puedes ojear los resultados que acabamos de recibir sobre el año 2011.
Si los tres niveles de evaluación que hemos comentado nos sirven de “termómetro” para la confección y mejora de los cursos y otras actividades formativas; la evaluación de satisfacción de los clientes con nuestros servicios es clave en cuanto que nos permite tomar el pulso al funcionamiento del Departamento como grupo organizado con una misión clara que cumplir.
Sólo desde la objetividad inherente a este tipo de evaluación se pueden atacar los puntos débiles detectados y reforzar los destacados como fortalezas. El resultado es siempre una mejora del servicio, o al menos, una oportunidad de mejora que merece la pena aprovechar.
¿Se os ocurre otro método más eficaz? Ánimo, tenéis ocasión de rebatir lo dicho, sugerir algo distinto o comentar cualquiera de los aspectos tratados.