viernes, 21 de diciembre de 2012

… Y LLEGÓ LA NAVIDAD!!!






¡El tiempo pasa tan rápido!... Hace dos días estábamos disfrutando del veranito; en septiembre nos encontramos todos con fuerzas renovadas, volvimos a retomar nuestras agendas, como todos los años, y a centrarnos en las ediciones de cursos programadas para la segunda parte del año.
Poco después, en octubre, ¡socorro, auditorías de Calidad (y este año, de renovación)!! Bien!! Todo muy bien!!!
Llegamos a noviembre, ¡a tope con la detección de necesidades formativas!, rutas “turísticas” por toda la geografía de la Provincia y, enseguida, a preparar la evaluación de aplicación e impacto, y… paralelamente, también las de satisfacción de los clientes… ufff!
Objetivo primordial en diciembre: ¡cerrar el ejercicio y elaborar el Plan de Formación 2013! Inmediatamente…hacer las fichas de los cursos, introducirlas en nuestra nueva base de datos (que todavía nos cuesta controlar del todo ¡Ay, Pedro, ay, José Antonio!)…
… que si finaliza una CoP, que si recogemos otro premio… En fin, un tanto estresante, la verdad, pero guay!!
Y en éstas estábamos cuando, de repente, un día, el 17 de diciembre, decimos “¡Huy…si no hemos preparado la felicitación de Navidad de este año!!!!”
No se hable más, “¡A las 14h, todos al aula de informática!”. Y ahí empezó la función: quitar los ordenadores (¿quéee?), y en dos minutos el aula quedó como una patena.
A partir de ahí, todo surgió tal y como lo veis en nuestra “Felicitación de Navidad”
 

No contaremos los pormenores, sólo confesaremos que disfrutamos haciéndolo; fueron unos minutos mágicos y nuestro objetivo, el de todos, era construir algo que comunicara un poco de alegría porque estamos hartos de tanta crisis, de tanta penumbra, y hemos decidido que a pesar de todo eso, nuestra postura ante el presente y el futuro es y será de optimismo y vitalidad, y así os lo hemos querido transmitir.
Esperamos haberlo conseguido, o, al menos, haber hecho aflorar una sonrisa en vuestro rostro.

 
Ah!... y tenemos un árbol, “el árbol de los deseos”, al que podéis añadir los vuestros, ¡sólo necesitáis un post-it! ;) y… un poco de imaginación.
¡FELICES FIESTAS Y UN MAGNÍFICO 2013!!!
¡Anímate a comentar, no te cortes!

viernes, 14 de diciembre de 2012

RESULTADOS DEL ESTUDIO SOBRE LA SATISFACCIÓN DE LOS CLIENTES CON NUESTROS SERVICIOS EN 2012

 
 
 
 
Otro año más, a vueltas con nuestro examen como Departamento. En esta ocasión, y para tomar la temperatura a nuestro trabajo, hemos contado con un colaborador externo (J. M. Pardo Álvarez) para realizar el estudio de satisfacción. De este modo, pretendemos obtener una valoración, por parte de nuestros clientes, lo más objetiva posible.
Desde hace tiempo, sometemos  nuestros servicios a la auditoría del organismo Qfor por la Agencia certificadora ManagementInformation Spain, especializado en organismos dedicados a la formación.
Las certificaciones Qfor tienen validez por un periodo de tres años. Nuestra última certificación está vigente en estos momentos; en realidad finaliza en diciembre de 2013. No obstante, cada año nos gusta conocer la opinión de los ayuntamientos, mancomunidades, y otras entidades de la provincia de Alicante; así como la de los departamentos de la propia Diputación, sobre la calidad de nuestros servicios.
Siempre esperamos con interés los resultados de las encuestas realizadas porque son un indicador importante que nos permite introducir mejoras que optimicen nuestros servicios y redunden tanto en las distintas entidades a las que hacemos llegar nuestra formación, como, en última instancia, al ciudadano, que se beneficia de los servicios que recibe de la Administración.
Según se desprende del informe del estudio del nivel de satisfacción de los clientes del Departamento de Formación del año 2012, los resultados globales han sido muy positivos: se ha alcanzado una valoración de 2,6 sobre un máximo de 3, mostrándose todos los interlocutores “satisfechos” o “muy satisfechos”.
Si comparamos los datos de los atributos medidos, con los resultados obtenidos en 2011, observamos que la gran mayoría de ellos han sido valorados mejor en 2012, lo cual nos alegra, nos anima y nos estimula para seguir mejorando, para tratar de superarnos en aquellos aspectos que han sido evaluados menos satisfactoriamente.
Desde aquí queremos mostrar nuestro agradecimiento a todos esos interlocutores que tan amablemente se han prestado a colaborar en este estudio, mediante la contestación de un cuestionario, vía telefónica.
Hacemos extensivo nuestro agradecimiento a todos los presciptores de formación de las entidades y departamentos que han participado de forma directa, y que nosotros desconocemos, ya que fueron seleccionados por el profesional encargado de llevar a cabo esta evaluación. Somos conscientes de que, sin su colaboración, perderíamos una información que resulta de sumo interés para seguir avanzando en la excelencia.
Podéis acceder al resumen del estudio de satisfacción 2012 donde encontraréis más detallados los resultados obtenidos. También se puede acceder a él desde la página Web del Departamento de Formación.
 
Un saludo navideño, y nuestros deseos de paz y prosperidad para todos.

domingo, 2 de diciembre de 2012

CONSTRUYENDO EL PLAN DE FORMACIÓN DE ABAJO ARRIBA

Estas fechas son, sin duda, un período de mucha actividad en los departamentos de formación. Estamos terminando la ejecución del plan formativo de este año, y a la vez, preparando el del año que viene.

Este trabajo de diagnóstico de necesidades, que iniciamos en el mes de septiembre, está teniendo este año, algunas connotaciones especiales. A lo que habitualmente hacemos y que reflejamos en nuestros informes anuales de análisis de necesidades formativas, añadimos algunas iniciativas que a continuación os cuento.

En el post anterior, ya comentaba Pedro E. Sáiz, jefe de negociado de formación informática, la reunión monográfica que tuvimos con los técnicos de los Ayuntamientos, responsables de los departamentos informáticos, y que está siendo el referente para la determinación de las actividades formativas a incluir en ese área.

Hasta ahora, en la recogida de las expectativas de los Ayuntamientos, la herramienta de la que más información obteníamos, es el cuestionario que remitimos a cada uno de los municipios y departamentos de la Diputación. Su estudio y tabulación nos llevaba (nos lleva) bastante tiempo y lo venimos considerando como el instrumento básico de todo este proceso.

Este año, como os decía, hemos querido ir un poco más allá y hemos mantenido reuniones presenciales por comarcas con los prescriptores de formación de los Ayuntamientos, que son a quiénes consideramos como nuestros clientes. Una vez tratados los cuestionarios a los que antes hago referencia y redactado un primer borrador de plan 2013, hemos querido contrastar con ellos hasta qué punto sus necesidades estaban recogidas, así como algunos criterios para la programación descentralizada del Plan.

Los profesionales del departamento que se han recorrido la provincia haciendo estas reuniones, han vuelto muy satisfechos, reivindicando la importancia de haberlas tenido y rescatando los aspectos positivos que siempre tiene el contacto cara a cara. Les pedí que de manera espontánea pusieran en un papel las ventajas de incorporar en nuestra metodología estas reuniones comarcales, y a continuación intento sintetizar (sin seguir ningún orden predeterminado) lo que han escrito:
  • Es una forma estupenda para detectar problemas de gestión que afectan a la zona y a municipios en particular
  • Da ocasión de resolver dudas sobre cuestiones que nosotros damos como sabidas y que sin embargo no es así (selección participantes, el porqué de los horarios de mañana y tarde....)
  • Posibilita la creación de espacios para que se conozcan entre ellos y puedan contrastar necesidades comunes, lo que puede dar pie a programar alguna acción formativa específica para esa zona
  • Permite reformular lo que han expresado en el cuestionario, con lo que se entiende mejor lo planteado en él
  • Hacemos también trabajo de orientación, asesoramiento y consejo en cuestiones de formación
  • Descubrimos realidades concretas de los ayuntamientos y la importancia de incorporar en las convocatorias algunos datos que para nosotros eran poco relevantes
  • Ellos también tienen ocasión de saber de primera mano nuestra realidad, los problemas que tenemos en el desarrollo de los planes, los ajustes presupuestarios, y entendernos mejor.
  • Al tener que desplazarnos a los sitios, tomamos conciencia de dificultades de acceso que puede haber en las aulas descentralizadas en las que programamos, así como de la posible carencias de las propias  aulas y de servicios anexos, de los tiempos de desplazamientos, etc.
Constatamos pues, que esta iniciativa ha sido muy útil para seguir colaborando, y agradecemos muy sinceramente la participación de todos/as los/as que han acudido a estas citas a lo largo y ancho de la provincia.

Permitidme que aproveche esta entrada para anunciar, también por esta vía, que está abierto el plazo para que los Ayuntamientos de la provincia os podáis adherir al Plan de Formación 2013, requisito imprescindible para poder acceder a la actividad formativa del año que viene. Aquí tenéis las instrucciones sobre cómo hacerlo (aunque la gran mayoría ya sois expertos/as), y estas demo de ayuda para los de más de 200 empleados y esta otra para los de menos de esa cantidad


martes, 6 de noviembre de 2012

Conclusiones de la I Jornada sobre la Formación de los Técnicos Informáticos de la Provincia de Alicante

El pasado 30 de octubre tuvo lugar en las instalaciones del Hogar Provincia la “I Jornada sobre la Formación de los Técnicos Informáticos de la Provincia de Alicante”. En esta jornada han participado los responsables de los sistemas de información de 30 ayuntamientos de la Provincia así como los de la propia Diputación y SUMA. Tenemos que dar las gracias a todos los asistentes por su activa participación en los debates y en los trabajos realizados durante la jornada.

El objetivo de esta jornada ha sido doble. En primer lugar, presentar a los participantes la trayectoria e impacto que tiene el Departamento de Formación de la Diputación en la formación de los informáticos de la Provincia, así como, de las perspectivas de futuro que se tiene ante la situación económica y social actuales en cuanto a la formación de este colectivo.
En segundo lugar, se ha querido conocer la opinión y sugerencias de los presentes  respecto  a sus necesidades formativas. Esta información es indispensable para la elaboración de la oferta de acciones formativas dirigida a los técnicos informáticos para nuestro Plan de Formación 2013.
Durante la jornada, Pedro Saiz Pertusa, Jefe de Negociado de Formación Informática,  expuso cuatro factores que atenazan y dificultan la formación de los informáticos:

·        Mayor formación del personal: Lo que puede tener dos vertientes, por un lado llevar a la creencia de no necesitar más formación, y por otro, necesitar más formación específica  y menos generalista.
·       Mayores competencias atribuidas a los informáticos: Existe una tendencia en las organizaciones de atribuir a los técnicos informáticos las competencias de dar servicio a cualquier “cosa” que tenga que ver con la tecnología, aunque no esté relacionada directamente con las TIC. Esto implica menor tiempo de dedicación a la formación aunque, paradójicamente, sea más necesaria.
·       Repercusión de la situación económica actual: Por una parte las Entidades Locales recortan gastos, tanto de personal como los destinados a la formación, lo que dificulta el acceso a ella. Por otra parte, los presupuestos y subvenciones a la formación son  cada vez menores, lo que nos impide realizar ofertas ambiciosas de formación.
·       Diversificación de los productos: Actualmente la gran variedad de software y hardware diferente que se utilizan en las Entidades Locales hace que la demanda de formación se diluya en un sinfín de productos. Esta situación implica que se tendría que ofertar un número elevado de acciones formativas para recibir un número muy pequeño de solicitudes para cada una de ellas, que en la gran mayoría de las ocasiones hace inviable la celebración de las mismas.
A continuación, José Antonio Latorre Galicia, Jefe de Servicio de Formación, pasó a explicar la situación económica que atraviesa la formación y las perspectivas de futuro. Concluyó pidiendo a los presentes tres cosas:
·        Imaginación para buscar nuevas fórmulas formativas.
·        Priorización para definir las necesidades más urgentes.
·        Compromiso en la utilización eficiente de los recursos formativos y en la participación en la elaboración de la oferta formativa para el colectivo de informáticos.
La segunda parte de la jornada, y la más importante, consistió en un debate sobre los temas tratados. A continuación se muestra las conclusiones e ideas planteadas durante la discusión:

·       Los presentes se decantaron por acciones formativas cortas, tipo taller o jornada, que se centren en la solución de problemas concretos.
·       Compromiso del Departamento de Formación en apoyar y organizar jornadas de corta duración dirigidas a formar a los técnicos informáticos.
·       Participación de los técnicos informáticos, aportando sus sugerencias y necesidades, para consensuar los contenidos de las acciones formativas.
·       Realización de jornadas donde los informáticos de un ayuntamiento expongan sus experiencias al resto de compañeros.
·       Participación de empresas privadas del sector en la formación que imparte la Diputación aportando sus medios y recursos de forma desinteresada.
·       Crear vías de comunicación entre los informáticos de la Provincia para debatir y consensuar cuestiones que puedan desembocar en propuestas formativas.
·       Pasa a segundo plano la certificación homologada del IVAP que requiere un mínimo de 15 horas por acción formativa y toma fuerza la creencia de que lo importante es formarse independientemente del tipo de certificación que se obtenga.
·       El Departamento de Formación ofertará cursos de OpenOffice y MS Office 2010 en su Plan de Formación 2013 para los usuarios de los ayuntamientos.
Tras el debate, se pidió a los presente que indicaran tres temas sobre los cuales necesitaban formación. A continuación, se procedió a una “votación” para conocer los temas más demandados y estudiar su inclusión en el Plan de Formación 2013. Los participantes se comprometieron a colaborar en la definición de los  contenidos de las acciones formativas.
Por último, se procedió a recabar información sobre las preferencias de los presentes en cuestiones organizativas como son los horarios de las sesiones formativas, su distribución semanal y la modalidad formativa. En este punto destacar que se produjo un empate técnico entre los que prefieren la formación presencial y los que prefieren la formación on-line. No se descartó la posibilidad de celebrar acciones formativas blended-learning.
La jornada finalizó pero la actividad no. El Departamento de Formación va a poner en marcha una “Comunidad de Informáticos” en su plataforma virtual donde puedan dejar constancia, tanto los participantes de la jornada como aquellos que no pudieron asistir, de sus necesidades formativas y que sirva  también para intercambiar ideas y experiencias.

miércoles, 31 de octubre de 2012

HABLANDO DE NUESTRO MODELO DE FORMACIÓN

El Instituto Nacional de Administración Pública (INAP) edita una publicación electrónica con el nombre de Boletín de Función Pública (BFP).

En su último número, correspondiente al mes de Octubre, incluye una entrevista que me hicieron hace unos meses (antes del último verano) y que me da la oportunidad de reflexionar sobre diversos aspectos que afectan a la formación: se habla de análisis de necesidades formativas, de gestión, de evaluación, etc. y creo que da la oportunidad de conocer un poco más el modelo en el que nos movemos y que hemos ido construyendo en estas dos décadas pasadas.

He pensado que esa secuencia de preguntas y respuestas podrían ser motivo de una entrada en el blog, pero en lugar de reproducirlas aquí, os inserto el "pdf" de las páginas de la revista que la incluyen.

Una cosa más: a lo largo del texto hay diversos enlaces que redirigen a documentos del departamento en los que se amplía y concreta la información.



Entrevista a Jose A. Latorre from jlatorre1

Si os apetece comentar, estaremos encantados de conversar sobre este tema y/o de ampliar posibles cuestiones que no queden claras en la entrevista dada la lógica limitación de la misma.

lunes, 8 de octubre de 2012

PROYECTO FORMACIÓN 2.0 y GESTIÓN CONOCIMIENTO


Quiero empezar esta entrada pidiendo disculpas a los seguidores y lectores habituales del blog por haberlo tenido tanto tiempo "dormido". Coincidió el comienzo del período vacacional y una reincorporación con mucho trabajo y diversos compromisos que atender. En todo caso, los motivos no han sido por carencia de temas que comentar; todo lo contrario....

Nos encontrábamos en plena canícula, cuando el BOE, ese tablón de anuncios tan familiar para nosotros como extraño para los ajenos al sector público, nos daba una gratísima noticia. Habíamos ganado el premio a la gestión del conocimiento, convocado por la Agencia Española de Evaluación y Calidad (AEVAL) con nuestro proyecto "Formación 2.0". Permitidme pues, que dedique este post a la presentación de este proyecto

Nació a comienzos de 2010, como fruto de una reflexión estratégica iniciada en el otoño de 2009 acerca de dónde estábamos y cómo íbamos dando respuesta a las necesidades formativas de nuestros clientes, teniendo en cuenta también, las tendencias del sector. Desembocó todo ello en un estudio de evaluación, que incorporaba, a su vez, un "Plan director de implantación de e-learning y formación 2.0" en los años siguientes. Nos ayudó en esta tarea el malogrado Íñigo Babot, del que no sabéis cuánto me estoy acordando desde que supimos de nuestro premio.

Incorpora el proyecto, 3 líneas de trabajo diferenciadas:
  1. A nivel interno: poniendo en práctica con el personal del propio departamento la manera de trabajar de forma colaborativa con esta metodología. Quizá lo más representativo es nuestra wiki interna, lugar      utilizado para nuestro trabajo de i+d+i en el que queda volcado el "saber hacer" del departamento. También con los prescriptores de formación de los Ayuntamientos que participaron de forma activa en los trabajos de diagnóstico previos al Plan Director, y con los profesores colaboradores internos, que, constituidos en Comunidad de Aprendizaje, están profundizando en los nuevos roles que tienen que ir asumiendo
  2. Incorporando acciones formativas acordes con los planteamientos 2.0. Nos estamos refiriendo a la inclusión en la oferta anual, de cursos para adquirir habilidades tecnológicas que faciliten el trabajo en red, pero sobretodo a la incorporación de otros "formatos", como por ejemplo la puesta en marcha de Comunidades de Aprendizaje sobre diversas áreas temáticas importantes en el ámbito público
  3. Uso formativo de redes sociales. Algunas de ellas más utilizadas como repositorios de contenidos: blog, youtube y canal de streaming, y otras cuya principal misión es la difusión: facebook y twitter. También en acciones formativas específicas, de carácter presencial, se van usando diversos canales para favorecer la realización de actividades que complementan el aprendizaje.
Sin embargo, debe quedar claro que no entendemos la formación 2.0 como una cuestión tecnológica. Muy al contrario, pensamos que la web 2.0 aporta cambios filosóficos y metodológicos. Es más una cuestión de Pedagogía y no de Tecnología.

Los modelos de enseñanza-aprendizaje están cambiando, de forma ostentosa y con cierta rapidez, y las herramientas, no vamos a negarlo, juegan un papel importante, ya que nos permiten:

  • Estar conectados a distancia, de forma síncrona o no, trabajando sobre una misma idea, en un mismo documento, etc.
  • Acceder en tiempo real a un sinfin de información y experiencias sobre cualquier temática, a nivel mundial
  • Se plantea un nuevo modelo de "aprender", basado en la idea de compartir, construyendo, de forma colaborativa el conocimiento, a partir de las experiencias individuales y organizacionales, y ésto, desde luego, es lo más relevante
En este nuevo contexto, el papel del profesor cambia radicalmente; ya no es el poseedor único del conocimiento que, por otra parte, está muy disperso y en multitud de canales. El alumno debe asumir un papel cada vez más activo y como consecuencia de todo ello, los departamentos de formación hemos de ir adaptándonos a estas nuevas demandas, tal como ya apuntamos en otra entrada de este blog.

El modelo que pretendemos ir construyendo, se asienta en los siguientes principios:
  • El alumno/profesional empleado público posee una experiencia previa que le proporciona un saber hacer que hay que conocer e impulsar a que lo comparta
  • La información se encuentra dispersa en múltiples lugares. Las habilidades que ahora se necesitan son cómo localizarla, filtrarla y tratarla para convertirla en conocimiento. Para ello necesitaremos "curadores de contenidos"
  • Los canales a través de los tratar esa información y los soportes en los que se encuentra son también múltiples. Ya no tiene sentido, por tanto,la pedagogía basada casi exclusivamente en la "transmisión verbal" de contenidos
  • El alumno es el protagonista de su propio proceso de aprendizaje. Decide qué aprender, pero también cuándo y cómo; establece su PLE (Entorno Personal de Aprendizaje) y construye el conocimiento a través de él
  • Hay que reconvertir el rol de profesor. Ahora precisamos de moderadores, facilitadores, que no se centren tanto en los contenidos y que se ocupen del mantenimiento y cohesión de redes de personas que aprenden colaborativamente
  • El aprendizaje obtenido es dinámico y colectivo. El producto obtenido es de la comunidad y se ha construido compartiendo.

Por último, no querría trasmitir una errónea imagen en el sentido de renunciar a todo lo anterior. Estamos convencidos de que la Formación 2.0 no es generalizable. Para aprender desde estas premisas, es imprescindible un cierto grado de "expertez", tal como nos indica Marc J. Rosenberg en el cuadro que ilustra  su post

Si te interesa y quieres conocer más sobre este proyecto, puedes hacerlo a través de la memoria presentada al premio y/o de forma más resumida en este "paper" de la ponencia presentada en el III Congreso internacional Gigapp, en el espacio de dirección pública de la EAPC o en el número de Octubre de la revista Observatorio de RR.HH y por supuesto, comentando aquí.

martes, 19 de junio de 2012

DEPARTAMENTOS DE FORMACIÓN EN LA ENCRUCIJADA

Hemos celebrado del 13 al 15 de junio, un curso al que hemos denominado "Nuevos entornos formativos en la Administración Pública Local: Formación 2.0." Programamos en su día esta acción formativa, para incluirla en el Plan de Formación en Administración Local y Territorial que el INAP actualmente oferta para su ejecución descentralizada.
Queríamos con este curso propiciar un espacio de reflexión que nos permitiera analizar las tendencias de la formación para el empleo a nivel nacional e internacional e indagar por las nuevas metodologías formativas impulsadas por la Web 2.0. La temática tratada, por tanto, la han constituido los siguientes items:
  • Tendencias y nuevos modelos de formación 2.0
  • Entornos Personales de Aprendizaje (PLE´s). Qué son y cómo aplicarlos en la formación de los empleados locales
  • Comunidades de Aprendizaje (CoP´s). Estrategias para su puesta en marcha
  • Nuevas estrategias para mejorar la formación para el empleo. Hacia dónde deben caminar los departamentos de formación de la Administración Local.
  • Uso de las redes sociales en el àmbito público local. Herramientas 2.0 para la gestión, la comunicación y la formación
  • Aportaciones y posibilidades de Goblonet como red social de la Administración Local
  • Los Acuerdos de Formación para el empleo. Dónde estamos y cuál es nuestro futuro inmediato. El papel de la FEMP
  • Propuestas para la puesta en marcha de una CoP de gestores de formación.

En cuanto al profesorado, yo mismo me he permitido impartir la primera de las sesiones, actuando como telonero de un grupo de reconocidos profesionales en sus respectivas materias de los que luego os hablaré. Dediqué  mi tiempo a mostrar las tendencias de la formación a nivel internacional y en la administración pública, aportando algunos datos cuantitativos, junto a otros de carácter más cualitativo, basándome en los informes de la ASTD, en los que publica la fundación élogos, los informes horizon y los talleres que en los 2 últimos años se han celebrado en el marco de las Jornadas de formación e-learning en la Administración Pública que habitualmente se celebran convocadas por la Escuela de Administración Pública de Castilla y León, para enmarcar las posibilidades que nos pueden ofrecer, los Entornos Personales de Aprendizaje, Las Comunidades de Práctica y el uso formativo de redes sociales corporativas, con la intención de "dar entrada" a los ponentes que, de manera monográfica, iban a tratar cada uno de los aspectos nombrados.

El curso fue retransmitido por nuestro canal de streaming, de tal forma que han quedado grabadas las intervenciones para quienes tengáis interés en ellas. También estuvimos "tuiteando" con el hashtag habitual: #ladipu20

Jordi Adell nos propuso algunos ejercicios para averiguar nuestro grado de uso de determinadas herramientas, así como un "autotest" para determinar hasta qué punto éramos residentes o visitantes de la red. Hablamos de PLE´s y de nuevas pedagogías y reflexionamos acerca de la idoneidad de algunas metodologías en función de nuestro lugar como principiantes o expertos en relación a determinadas materias. Concluimos que todos tenemos un PLE y que estos siempre han existido. Para finalizar, Jordi nos recordó los consejos de Sue Waters al respecto:
Jordi ha dejado aquí su presentación

Jesús Martínez Marín, con el que ya habíamos tenido oportunidad de trabajar en alguna otra acción formativa nos habló de tú a tú, y con visión autocrítica, de los cambios que hemos de hacer en nuestra gestión los responsables de formación. Nos propuso:
  • Situarmos en el nuevo contexto, reconociendo y valorando el aprendizaje informal y cediendo el control del aprendizaje a los usuarios, en linea con lo que ya reflexionamos en un post anterior, a raíz, precisamente, de una actividad reciente en la que participamos juntos.
  • Diversificar, fomentar las interacciones, la "conversación" dentro de las organizaciones, haciendo planes de aprendizaje a partir de nuestra experiencia y de la de los otros para transferir ese conocimiento
  • Ir más allá, es decir, atrevernos a probar lo que nadie ha probado: cafés del conocimiento, casos, mercado de aprendizaje, etc. es decir, facilitando el contacto e intercambio entre compañeros aprendices con los más expertos, aportando con todo ello valor a la organización
Evidentemente, también trabajamos acerca de las condiciones necesarias para poner en marcha Comunidades de Aprendizaje, pero no insistiremos en ello, pues tenemos fuentes diversas en las que encontrar la experiencia del programa Compartim, del que Jesús es el "alma mater". Sin ninguna duda, seguiremos contando con él (de manera presencial y virtual) en la definición de este nuevo rol que se espera de nuestros departamentos. Os dejo su presentación
Miguel Angel Mañez, al que tuve ocasión de "desvirtualizar" (al igual que me ocurrió con Jordi Adell) gracias a este curso, nos habló, con su estilo informal y directo, de las redes sociales, trayéndonos experiencias de casos de éxito en el uso de las mismas para contextos de aprendizaje. Aportó datos interesantes sobre el nivel de penetración de las redes sociales y dio uno que a mi me parece muy relevante, y es que el 23% de los internautas participa en comunidades relacionadas con su profesión. Puso varios ejemplos de los que me permito resaltar la Comunidad de Prácticas sobre contratación pública, la de la comarca de Bilbao del servicio vasco de salud o el "Tekuidamos 2.0" de los martes/noche emitido desde Alicante, gracias a la iniciativa de Olga Navarro. Nos habló también de proyectos interesantes como el de "mi vida sin ti" para apoyar a quienes quieren dejar de fumar.

En cuanto a las herramientas, y al igual que Jordi (estoy de acuerdo con ambos), insistió en la potencia de twitter y en la importancia de que nos sindiquemos a páginas y sitios web para tener la información que nos interesa a golpe de click. Esta es la presentación que utilizó.

El último día, José Luis Garrote, tuvo una doble participación. En calidad de subdirector de formación de la FEMP nos presentó Goblonet, la red social del gobierno local, como lugar de encuentro o comunidad en la que agruparnos los que tenemos que ver con este nivel de administración: políticos, técnicos, empleados, proveedores, ciudadanos.... Es un lugar de encuentro y relación en el que poder crear grupos y debatir nuestros problemas, y también, de forma muy relevante, un repositorio de contenidos sobre asuntos de gestión local. Es una red que será más grande e importante en la medida que nosotros lo queramos y participemos en ella.

En una segunda parte, José Luis se cambió la gorra, y nos habló como Secretario de la Comisión de Formación para el Empleo de la Administración Local, y usando como metáfora algunas series televisivas famosas, nos habló de los universos paralelos en los que con frecuencia se mueven la "formación oficial" y la "real". Gustó mucho su participación y si me lo permitís, me quedaría con su mensaje de optimismo. Vino a recordar el papel que tenemos los departamentos de formación como punta de lanza de la innovación dentro de nuestras organizaciones, y frente a la depresión colectiva generada por la crisis, nos invitó a la acción, recordándonos las cosas nuevas que pueden hacerse así como la puesta en valor de lo que hemos hecho (y quizá no explotado del todo) estos últimos años.
La última parte del curso la dedicamos a realizar un pequeño trabajo en grupo, consistente en delimitar cuáles serían las posibles temáticas en torno a las cuales articular una Comunidad de Aprendizaje, en la que participar tanto los asistentes al curso como los que tienen responsabilidades de formación en Ayuntamientos y no pudieron asistir.

Os reproduzco a continuación (y sin pulir) las 7 propuestas que surgieron:

  • Detección de Necesidades de formación existentes y como cambiarlas. Guía para la detección de necesidades.
  • Evaluación de impacto. Cómo casar los objetivos de la empresa con las expectativas del trabajador. Definiendo previamente expectativas de trabajador e Institución.
  • Cómo acreditar el aprendizaje informal y el aprovechamiento (online, presencial, informal). Cómo acreditar las competencias.
  • Nuevas Metodologías más prácticas, más centradas en cuestiones concretas. Enfoque sobre solución de problemas. Protocolos para su diseño.
  • Nuevos formatos de formación de formación formante con experimentación.
  • Definición de competencias del gestor de formación. Itinerarios formativos.
  • Venta de la formación en la organización. Qué y cómo hacerlo. Estrategias de marketing y venta de la formación como inversión.
Mi visión, es que los departamentos de formación públicos estamos en la encrucijada (de ahí el título). Tal como se dice ahora, tenemos que reinventarnos y buscar nuevos modelos de cómo ayudar, desde la formación, a las Instituciones y a los empleados públicos para que unas y otros cumplan su misión. La sociedad en la que estamos, está sufriendo importantes transformaciones debido a la incidencia de la crisis, la eclosión de las nuevas tecnologías, etc. Por tanto, y desde una actitud de colaboración tenemos que trabajar en la busqueda de nuevas formas de hacer formación.

Querría animaros a que, a través de los comentarios a esta entrada, pudierais participar en estas reflexiones, apuntar vuestra opinión respecto a la viabilidad de la Comunidad que proponemos, etc.




jueves, 24 de mayo de 2012

RETOS Y OPORTUNIDADES EN LA FORMACIÓN DE EMPLEADOS PÚBLICOS

Con el mismo título que este post, tenía lugar esta mañana en Barcelona una mesa redonda organizada por la Escuela de Administración Pública de Cataluña (EAPC) y el Centro de Estudios Jurídicos y Formación Especializada (CEJFE) de la Consellería de Justicia, organismos formativos ambos de la Generalitat Catalana, y encuadrada en las actividades precongresuales del EDO 2012.

Estaba invitado a participar y como no he podido viajar a Barcelona, mi colaboración ha sido vía skype, lo que me ha permitido compartir con grandes profesionales de la formación, ( Sylvia Alonso de la EAPC, Fulgencio Aledo del IVAP, Graciela Mónica Falivene del INAP argentino, Jesús Martínez Marín, del CEJFE y Joaquín Gairín de la UAB)  una interesante actividad que, dado su formato informal, definiría más como una conversación entre colegas que una mesa redonda propiamente dicha.

Ayudado de las notas que preparé para mi breve intervención, quería dejaros escritas mis reflexiones, con la confianza de que, si no todos, algún otro de los ponentes, hará lo propio con las suyas, y quien sabe si un resumen de todo lo dicho, de manera que, los interesados, podáis tener algunas referencias de lo que allí se ha hablado.

Para hablar de la Formación en las Administraciones Públicas en general y de la local en particular, hay que remontarse a 1995, pues aquel año fue el primero en el que, gracias a los Acuerdos de Formación Continua en las Administraciones Públicas, se distribuyeron fondos para desarrollar planes de formación. Los recursos económicos que con carácter anual se han venido adjudicando, han permitido durante todo este tiempo, impulsar muchas acciones formativas, y han posibilitado, a la vez, que en estas organizaciones públicas se fueran creando estructuras estables para gestionarlos.

Las necesidades que se han venido cubriendo, sobre todo en los primeros años, estaban muy relacionadas con las carencias de formación inicial que los empleados públicos tenían. En esta línea se destinaron muchos recursos a formación en microinformática, así como al conocimiento e implantación de la normativa que se iba promulgando y que fue especialmente prolífica.

Los gestores de formación nos preocupábamos mucho por la calidad, entendida como buena organización, selección de profesorado muy preparado y lograr alto grado de satisfacción del alumnado asistente.

Aunque no renegamos de ese pasado, pues entendemos que esas eran las necesidades a cubrir, este modelo ya hace tiempo que no nos sirve. Las necesidades y el escenario, son ahora bien distintos.

Por un lado, la incorporación de nuevos empleados públicos ha descendido considerablemente, y los que han accedido al sector público, ya lo han hecho con preparación suficiente, de tal forma que no se ha precisado formación para cubrir carencias de formación inicial tal como hemos comentado. Por otro lado, los recursos destinados a la formación han disminuido drásticamente, lo que nos obliga a calibrar muy bien qué tipo de formación hacemos y cómo la priorizamos. En este nuevo escenario, las TIC nos abren otro mundo pleno de nuevas posibilidades.

En este entorno, los departamentos de formación, debemos ir adaptando nuestra manera de hacer a las nuevas necesidades, modificando pues nuestros roles.

- De formación de oferta a formación de demanda

La mayor parte de nuestro trabajo la hemos venido dedicando a elaborar y ejecutar planes de formación construidos a partir de análisis de necesidades genéricos. Lo que se precisa ahora de nosotros es que acudamos a los departamentos, organizaciones y colectivos inmersos en procesos de cambio, con nuevos proyectos, innovando, etc. para ver cómo les podemos ayudar con la formación, intentando dar respuestas adaptadas a esas necesidades concretas.

- De gestores de formación a consultores internos

El protagonista de la formación es el propio empleado público. Nuestro papel de ofertarle un menú de cursos ha de transformarse. Debemos ayudarle a construir su propio PLE (Personal Learning Environment), para posteriormente apoyarle en su desarrollo. Los itinerarios formativos deben individualizarse lo más posible. El café con leche para todos ya no sirve, entre otras cosas porque a cada uno nos gusta el café de una forma distinta: cortado, descafeinado, manchado, corto de café, con hielo....

- De organizadores de cursos a gestores del conocimiento

El conocimiento, en términos de "saber hacer" está dentro de la propia organización. Es nuestra responsabilidad descubrirlo y sacarlo a flote, para devolverlo a la propia institución. En lugar de buscar expertos externos "sabios" que traigan el conocimiento de fuera, debemos nosotros mismos generarlos con los recursos internos puestos a nuestro alcance. Tenemos que convertirnos en Content curator (curadores de contenidos) y en su caso en generadores de esos contenidos, aprovechando para ello las oportunidades que nos da la Web en general y las redes sociales en particular

No ocultaré que hay un cierto grado de incertidumbre a la hora de intentar definir estos nuevos roles, pero entiendo que una buena manera de crearlos es, precisamente, fomentando el debate y recopilando ideas y experiencias de colegas tan interesantes como éstos con los que hoy he tenido la gran suerte de poder compartir mis dudas y reflexiones

¿Te animas a comentar?

jueves, 3 de mayo de 2012

FONDOS DE FORMACIÓN PARA EL EMPLEO: CRISIS U OPORTUNIDAD

El pasado 16 de Abril se publicaba en el BOE la convocatoria, para el ejercicio 2012, de subvenciones destinadas a la financiación de planes de formación en el marco del AFEDAP (Acuerdo de Formación para el Empleo de las Administraciones Públicas).

Aunque ya se sabía, ha tenido mucho impacto la reducción de los fondos que se destinan a esta convocatoria, en términos comparativos con los de años anteriores. Así, de 127.695.700,00 euros del año 2011 se pasa a 60.693.190,00 euros para el total de planes del ámbito público, lo que supone una minoración del 52,47% (67 millones de euros menos). Si nos centramos en los de la Administración Local, y a tenor del documento referido, la disminución es incluso algo mayor, concretamente, del 52,93%, pues pasamos a disponer de 11.697.360,00 euros, frente a los 24.850.380,00 de 2011.

¿Qué podemos hacer ante ésto?. Una primera lectura "fácil" sería la de recortar la actividad en los mismos términos cuantitativos y seguir trabajando de la misma forma, pero, evidentemente, con una sensible reducción en las actividades formativas programadas. Si lo hacemos así, me atrevo incluso a decir, que la repercusión en la cantidad de recursos todavía va a ser mayor porcentualmente de lo que correspondería a la disminución de recursos económicos disponibles, pues me temo que pueden producirse (al menos) estas dos situaciones:

  •  Los promotores que presentan "grandes planes" pero que, por su sistema de gestión, no comienzan la actividad hasta tanto no han recibido los fondos, van a reducir su período lectivo a los dos o tres últimos meses del año, coincidiendo además en el tiempo las ofertas de los que operan en idéntico territorio. Ello provocará, muy probablemente, que no se ejecute todo el plan y que estos promotores tengan que devolver fondos en la liquidación y justificación que hay que hacer a comienzo del próximo año. Este dinero no gastado, no vuelve al sistema de formación, por lo que serán fondos "perdidos" para el destino que inicialmente tenían.
  • Otro escenario presumible, será el de aquellos promotores pertenecientes a Instituciones que, debido a la grave situación económca que estamos atravesando, no estén al día en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias y con la seguridad social, requisito imprescindible para recibir los fondos (Artº 8.8 de la convocatoria). En estos casos, la adjudicación les corresponda no podrá hacerse efectiva, con lo que se producirá otra bolsa de recursos no invertidos que tampoco retornaran al sistema.
 Desde mi punto de vista necesitamos ir modificando los modelos de gestión con los que venimos trabajando, pues partimos del convencimiento de que, más allá de las cantidades que se destinen, estamos ante nuevos retos y concepciones de la formación, provocados sólo en parte por la minoración de recursos y más por los cambios sociales y tecnológicos de este siglo. Hace algo más de un año, en otra entrada de este mismo blog, hacíamos algunas reflexiones al respecto que adquieren hoy, de nuevo, valor.

Proponemos, pues, lo siguiente:
  • Hacer un ejercicio de responsabilidad en la presentación de los planes pra el ejercicio 2012, cuya convocatoria está abierta hasta el próximo 11 de Mayo, teniendo en cuenta las posibilidades reales que habrá para recibir los fondos, y para ejecutarlos en su caso, evitando las situaciones que describimos más arriba.
  • Ahora es más importante que nunca generar economías de escala. En un análisis sucinto de la adjudicación de ayudas del año 2011 en la Administración Local, observamos que se financiaron un total de 213 planes de formación: 152 unitarios (afectan al personal de una sola administración), 45 agrupados (cuando se destinan al personal de dos o más administraciones) y 16 interadministrativos de federaciones de municipios (en el Artº 4 de la convocatoria se describen las características de cada tipo). Pues bien, de esos 152 unitarios, 34 planes percibieron menos de 10.000 euros, que pasan a ser 88 (el 58%) si el tope lo ponemos en 20.000 euros. Otro tanto ocurre con los Agrupados, pues la mitad de ellos también están por debajo de esa cantidad. Con los fondos previstos para este ejercicio, si la cantidad de promotores son los mismos, más de la mitad de los planes no llegarán a 10.000 euros de subvención. Si tenemos en cuenta que una parte importante de los gastos financiables son los llamados gastos generales (Artº 17.2.3 de la resolución), se produciría un ahorro sustancial directamente proporcional a la reducción del número de planes presentados; es decir, a menos planes, menos gastos por este concepto. En esta línea, defendemos la vía de los planes agrupados como fórmula que propicie esta optimización de costes.
  • Es imprescindible compartir. Lo hemos dicho muchas veces y no nos cansamos de repetirlo. Nos referimos a compartir recursos en general y materiales en particular. Hay un tipo de actividad formativa, que podríamos denominar trasversal, que puede resultar útil para cualquier empleado público con independencia de su administración de origen o escala/cuerpo de pertenencia. Quiero ser optimista en esta recomendación, pues algo hemos podido hacer al respecto y nos llegan noticias de iniciativas bastante concretas propiciadas por grupos de trabajo "interadministraciones".
  • Hay que seguir impulsando formación con otros formatos menos tradicionales. Cada vez se nos muestra más caduco el esquema "formación=curso" entendido como unas cuantas horas lectivas en un aula (o en una plataforma LMS). Se está por fín reconociendo la importancia y trascendencia del aprendizaje informal; es preciso sacar a la luz el conocimiento existente en nuestras organizaciones, hacerlo tangible y ponerlo a disposición de la comunidad. Tenemos ante nosotros retos y posibilidades de innovación, para los que quizá este momento sea óptimo.
  • Todos los agentes implicados estamos comprometidos en un esfuerzo compartido para situar a la formación en el lugar que merece y que las organizaciones necesitan. Proveedores, gestores, alumnos, etc. tenemos que trabajar conjuntamente, cada uno desde su responsabilidad, para seguir propiciando que el hecho formativo se siga produciendo en nuestros entornos, aún a pesar de la reducción de recursos. Los proveedores intentando ofrecer fórmulas que posibiliten la reducción de costes sin alterar la calidad de los productos, los gestores minimizando los gastos superfluos y optimizando recursos, y los empleados/alumnos colaborando por ejemplo para compartir gastos de desplazamiento, no abandonando los cursos en los que se han inscrito y priorizando sus necesidades formativas con sentido común y austeridad.

viernes, 13 de abril de 2012

Administración y Publicidad



Parece algo paradójico hablar de Administración y de publicidad a la vez. ¿Para qué o por qué debería una administración pública gastar sus escasos recursos en hacerse publicidad? Al fin y al cabo no tiene necesidad de captar clientes ya que cuenta “por defecto” a toda la población como tal.

La publicidad tiene algunas funciones añadidas a la de aumentar ventas, y son precisamente éstas las que nos interesan como administradoras del bien público. Por un lado tiene una evidente función informativa, hacen presente en el ciudadano una serie de servicios que tiene a su disposición, por otro lado pueden ser un importante agente de cambio cultural (me viene a la mente ese conocido eslogan de “Hacienda somos todos”).

Desde el año 97 en que se aprobó el II Acuerdo de Formación Continua hemos promocionado nuestros planes agrupados de formación a través de una serie de carteles que, financiados por el propio Plan, se encargaban a empresas de publicidad y se elegía de entre todas las propuestas recibidas.

Este año, conscientes de la complicada situación económica, hemos decidido lanzarnos a la piscina y ahorrar también en este apartado diseñando nuestros propios carteles. Son varias las ideas que se nos han ocurrido y nos gustaría que nos ayudaras con tu opinión a seleccionar una de ellas.






¿Qué te parecen? ¿Qué te sugieren? ¿Te quedarías con alguno?






miércoles, 28 de marzo de 2012

20 CONDICIONES QUE FACILITAN LA PARTICIPACIÓN

Ando estos días dándole vueltas al tema de la participación, a cuento de las notables diferencias con respecto a la misma, que se encuentran entre comunidades de aprendizaje y también entre cursos de formatos no presenciales y que -al menos aparentemente- se han organizado con la misma lógica y en condiciones muy semejantes.

Sabemos que el tema de la participación es complejo, y que hay establecidas algunas reglas teóricas.También tenemos en cuenta la distribución "normal" o Campana de Gauss que nos sirve para explicar tantas cosas (incluso a veces del comportamiento humano). Hemos buscado algunas referencias de estudios sobre modelos de participación en la red que leímos y guardamos en su día. De igual forma, hemos recordado la serie de dos post de Jesús Martínez en su blog que titulaba "Cuando el amor se acaba I y II" y en los que desgranaba de manera brillante las razones por las que una CoP no continúa, y aun con todo ello, no somos capaces de afirmar con certeza la causa de esas grandes diferencias.

Al hilo de ello, recordé el resultado de una reflexión sobre este asunto, que hice con motivo de un curso en el que me inscribí a finales de 2010. Se trataba de apuntar condiciones que - a nuestro juicio- facilitaran la participación en los procesos de formación, en los que los alumnos tengan que interactuar a través de la red. Las pude recuperar (muchas gracias Dolors) y las traigo aquí con el ánimo de que provoquen vuestra reflexión y añadáis alguna más, pues la relación sigue siendo, sin duda, incompleta. Ahí van, pues, las 20 condiciones:

Relacionadas con el entorno tecnológico

1.- Debe ser amigable, fácil de entender, intuitivo, flexible
2.- Atractivo desde el punto de vista del diseño gráfico
3.- Debe incorporar herramientas que faciliten la comunicación tanto síncrona como asíncrona
4.- Que posibilite compartir recursos de todo tipo y en formatos diversos: texto, video, sonido, fotos...

En relación con las temáticas que se tratan

5.- Que los temas a tratar/debatir sean elegidos por los propios participantes
6.- Deben responder a necesidades detectadas y sentidas en el puesto de trabajo
7.- Que posibiliten encontrar entre todos soluciones aplicables, es decir, que se puedan implantar a posteriori
8.- Han de conectar (estas temáticas) con las expectativas de crecimiento personal y profesional de los participantes

Contenidos y Metodología de trabajo

9.- Multiplicidad de soportes: video, mapas conceptuales, animaciones, ppt´s, viñetas, infografías...
10.- Contenidos "ordenados" respetando reglas de aprendizaje: de lo global a lo particular, de lo sencillo a lo complejo...
11.- Deben incitar a la acción (aprender haciendo)
12.- Ilustrados con ejemplos y problemas cercanos a la realidad cotidiana de los participantes
13.- Que obliguen a investigar y descubrir
14.- Deben partir de (y tener en cuenta) los conocimientos previos
15.- Que respeten los estilos de aprendizaje habituales de los adultos
16.- Que posibiliten la autoevaluación, para que cada uno pueda tomar conciencia de sus avances y aprendizaje

La organización

17.- Debe plantear "reconocimientos formales" a la participación y generación de "entregables"
18.- Otorgar Diplomas / Certificaciones acreditativas de la participación
19.- Programar sesiones/encuentros presenciales que faciliten la sensación de grupo y sentido de pertenencia
20.- Elegir moderadores/dinamizadores/tutores con "carisma institucional", es decir, reconocidos por su buen hacer, liderazgo, etc.

¿Te apetece sugerir alguna más?



lunes, 5 de marzo de 2012

¿SON RENTABLES LOS PREMIOS?

Hace unos días hablaba por teléfono con un colega acerca del valor de los premios y reconocimientos externos en la administración pública. Se da la circunstancia de que este profesional ha tenido ocasión de ser receptor de premios cuando trabajaba en una institución pública de prestigio e innovadora y también ha experimentado lo que significan los reconocimientos desde la perspectiva de quien los convoca y organiza. Tiene pues una visión de los mismos digna de  ser tenida en cuenta.

Y hablo de esto porque nos encontramos en uno de esos momentos en los que estamos preparando la memoria para el último al que nos vamos a presentar, y es precisamente ahora, cuando al trabajo habitual hay que añadirle el impulso extra que supone la redacción de un documento que transmita en unas páginas, nuestra cultura, nuestro saber hacer, las ganas por innovar, el inconformismo permanente que nos caracteriza, la visión de autocrítica permanente...., cuando uno se interroga respecto a los "para qué" de todo ello, y hasta qué punto vale la pena tamaño esfuerzo.

Pues bien, de la conversación, primero con este colega, y después con alguno de mis colaboradores sobre el asunto de los premios, extraigo 4 razones por las que vale la pena presentarse, y la "rentabilidad" obtenida, en el caso de ganarlos:

- El impacto en nuestros jefes: Me imagino que a todos nos pasa aquello de que no es fácil ser profeta en propia tierra; participamos de una cultura en la que resulta más fácil recordar los errores que felicitar los éxitos. Pues bien, cuando una entidad externa, experta en la materia, reconoce mediante un premio tu labor, en justa competencia con otros que se dedican a lo mismo, uno tiene la sensación de que dentro de la propia casa le empiezan a mirar de otra manera; unos con envidia, otros con admiración y los que nos gobiernan, con cierto orgullo al saber que - a través de nuestro esfuerzo- la Institución a la que representamos se convierte en referente en la materia por la que ha sido galardonada. Quiero pensar, pues, que un reconocimiento externo, ayuda al departamento a posicionarse dentro y fuera de la corporación a la que pertenece. 

- La motivación del equipo: Hacia dentro del propio equipo, del departamento, el impacto es claro. De pronto nos sentimos "equipo ganador", los mejores del "mundo mundial". Alguien nos está diciendo que somos extraordinarios en nuestro trabajo. Se trata, por tanto, de un elemento motivante de mucho recorrido. Es como si se recompensara de golpe todo el esfuerzo puesto en innovar, en cambiar constantemente. 
Todavía recuerdo con agrado cuando, en 1998, obteníamos la primera certificación de calidad por el método "CEDEO / Q* For". Era la primera certificación de calidad en nuestra Institución, y también el primer departamento de formación de una administración pública en conseguirlo. Recuerdo a mis colaboradores en aquel tiempo, caminando por los pasillos, altivos, como si hubieran crecido unos centímetros, como sintiéndose dignos de ser admirados por su hazaña, y me recuerdo a mí, orgulloso como nadie del equipo que me rodeaba.

- La reflexión y el aprendizaje: Preparar la convocatoria a un premio, tal como señalamos antes, significa un importante esfuerzo de reflexión, de análisis, debate, síntesis.... Hay que desmenuzar lo que hacemos, intentar explicarlo para que lo entienda alguien ajeno a nosotros, adecuar el contenido a los requerimientos de las bases... etc. Ello nos obliga a pararnos, pensar en qué hacemos y en cómo lo llevamos a cabo, cuestionar si es la mejor manera posible, ver alternativas, comprometernos con el futuro...
Alguien podrá decir que esto hay que hacerlo con independencia de los premios, y es verdad; pero también lo es que, en demasiadas ocasiones, la vorágine cotidiana, nos hurta estos momentos. Por eso, preparar un premio, no deja de ser (también) una gran excusa para valorar dónde estamos y vislumbrar los posible futuros, es decir, para evaluar, tomar decisiones y planificar en base a ellas. Luego, otra rentabilidad de los premios la encontraremos en este "aprendizaje organizativo" que nos proporciona la imprescindible reflexión colectiva que hacemos al preparar la documentación de los mismos. 

- El prestigio ante nuestros clientes: en el ámbito en el que nos movemos, la administración pública, no estamos (al menos de manera cotidiana) ante la tesitura de tener que demostrar a nuestros clientes que somos los mejores y que tomarán una buena opción si nos eligen frente a la "competencia". Sin embargo, al igual que ocurre con los jefes y con los colaboradores, se sentirán orgullosos de nosotros y se convencerán de que están en las mejores manos cuando nos confían sus necesidades formativas.
Por respeto a ellos, pues, también es importante (y rentable) la obtención de premios y reconocimientos externos. En muchos caso, cuando los comunicamos, así nos lo hacen saber.

Seguro que, tras la lectura de esta entrada, entenderéis un poco mejor por qué es tan amplio nuestro "palmarés" de premios y reconocimientos. ¿Te animas a comentar tu punto de vista?