martes, 15 de noviembre de 2011

PEPE SE JUBILA....

En efecto, así es; Pepe Box, nuestro Pepe, el encargado de formación que tenemos en el centro de formación ubicado en el Hogar Provincial, se nos jubila, nos dice adiós, nos deja......, lo que me motiva a escribir esta entrada en el blog a modo de homenaje.

Pepe ha estado 15 años con nosotros. Todavía recuerdo el día que le conocí, cuándo se iba a incorporar a trabajar en el departamento. Andábamos entonces buscando un profesional con un perfil polivalente y difícil de describir tanto desde la lógica de "tareas", como desde la de "competencias". Necesitábamos alguien que atendiese a profesores y alumnos de los cursos, que preparase el material, adecentase el aula, informara, hiciera fotocopias, alguien que se ocupara de tener disponibles los distintos recursos didácticos que al principio eran retroproyectores, TV., video....y que ahora son videoproyectores, P.C´s, DVD´s.... Hasta la denominación del puesto era complicada.

Pensaréis que, como se jubila, toca hablar bien de él, pero quiénes le conocéis (y nos conocéis) sabéis que Pepe, en estos 15 años, ha sido una pieza clave en nuestro organigrama. A él le debemos muchos de los éxitos. He recibido múltiples felicitaciones de profesores y alumnos, verbales y por escrito, hablando siempre de su dedicación y compromiso. Pepe siempre ha cuidado el centro de formación, sintiéndolo como algo suyo. Fué capaz de incorporar todas sus habilidades profesionales adquiridas en su etapa anterior como comercial (bueno, en sus tiempos se llamaba "viajante"), a este nuevo rol que él ha sabido definir tan bien. Complicado lo tienen quienes le sustituyan.



Aunque Pepe no tiene "titulación" específica, su intuición y olfato para los temas formativos ha sido enorme. Hemos tenido en él un termómetro exquisito a la hora de saber si un curso funcionaba o no desde el primer momento. Os reproduzco alguna de las conversaciones que hemos mantenido a lo largo de este tiempo, respecto a ésto:

- Pepe: Hola jefe, buenos días...
- Yo: Hola Pepe, buenos días, ¿qué pasa?
- P.: Jefe, este curso que empezó ayer, no funciona...
- Y.: No me j...., Pepe,... no puede ser....si está todo organizado y controlado...
- P.: Lo que tu quieras, pero te digo yo que no acaba bien...
- Y.: ¿Se puede saber en qué te basas para decir eso?
- P.: Los descansos son muy largos, la gente se hacen los perezosos para entrar al aula, hacen corrillos y hablan en voz baja, el profesor me ha pedido comer sólo, al margen del grupo de alumnos, no se oyen ni risas ni apalusos en el aula, terminan antes de tiempo......
- Y.: Vale Pepe...Gracias. Voy para allá a ver qué podemos hacer...
 
A lo largo del tiempo, Pepe se ha preocupado de que todo estuviera impecable. Se ha peleado con quien hiciera falta para cambiar el mobiliario cuando se ha estropeado, poner cortinas nuevas, hacerse con una buena dotación de videoproyectores, conseguir tener ordenadores en todas las aulas, sonorizar las aulas, poner armarios, coordinar las limpiezas generales.....

En ese cuidado exquisito por todos sus dominios, hay un par de cosas que Pepe nunca ha soportado, y ha sido beligerante al respecto, y yo quiero traerlas aquí a modo de anecdotario cariñoso.

Una tiene que ver con la "exposición" en las paredes del aula de los trabajos grupales hechos por los alumnos:



 Más allá de consideraciones metodológicas, Pepe siempre ha entendido que eso, lo único que hace es estropear las paredes. Cuando luego se intenta arrancar, siempre ( o casi siempre) deja marca en la pared, lo que luego significa que hay que repintar..... Algunos de los profesores que lo habéis hecho, me daréis la razón al recordar la cara que Pepe os ponía.

Otra cuestión que ha hecho enfadar a Pepe sobremanera, ha sido cuando un profesor ha pedido, o bien directamente lo ha hecho él con los alumnos, poner el mobiliario en forma de "U". Mover las mesas, arrastrarlas, perjudica al mobiliario; se estropea y luego hay dificultades para reponerlo, es la visión de Pepe. Y si además este movimiento de mesas se produce en el aula nº 6, esto ya es el acabose. Es cierto que esas mesas (las del aula 6) son más delicadas, pero el argumentario de nuestro Pepe, ante las reflexiones pedagógicas que le hemos hecho al respecto, es que, quien quiera mesas en esa disposición, solicite el aula nº 4, que ¡¡para eso está!!.

...Y claro!!, como bien sospecharéis, el problema se ha agudizado cuándo ambas cuestiones han coincidido. Adivino la sonrisa de alguno de nuestros profesores colaboradores más habituales, al leer estas líneas.

Bueno, pues este es nuestro Pepe, el que ha decidido dejarnos. En unos pocos días vamos a tributarle su merecido homenaje. Estamos preparando con mucha ilusión una comida de despedida que con toda seguridad será muy entrañable. Si estás leyendo este post, conoces y aprecias a Pepe y de alguna forma quieres hacerte presente en este homenaje, tienes diversas posibilidades:

- Apuntarte a la comida jubilación que estamos preparando
- Hacer una aportación económica para los regalos colectivos que le vamos a hacer
- Hacernos llegar algún saludo, comentario, chascarrillo, video.... en el que le digas algo a Pepe

Para cualquiera de estas alternativas, debes contactar con nuestro departamento antes del próximo viernes día 18.

Y otra opción es escribir un comentario a este post. No te preocupes que se lo haremos llegar.

Pepe, vamos a echarte mucho de menos...¡¡de verdad!!