martes, 15 de noviembre de 2011

PEPE SE JUBILA....

En efecto, así es; Pepe Box, nuestro Pepe, el encargado de formación que tenemos en el centro de formación ubicado en el Hogar Provincial, se nos jubila, nos dice adiós, nos deja......, lo que me motiva a escribir esta entrada en el blog a modo de homenaje.

Pepe ha estado 15 años con nosotros. Todavía recuerdo el día que le conocí, cuándo se iba a incorporar a trabajar en el departamento. Andábamos entonces buscando un profesional con un perfil polivalente y difícil de describir tanto desde la lógica de "tareas", como desde la de "competencias". Necesitábamos alguien que atendiese a profesores y alumnos de los cursos, que preparase el material, adecentase el aula, informara, hiciera fotocopias, alguien que se ocupara de tener disponibles los distintos recursos didácticos que al principio eran retroproyectores, TV., video....y que ahora son videoproyectores, P.C´s, DVD´s.... Hasta la denominación del puesto era complicada.

Pensaréis que, como se jubila, toca hablar bien de él, pero quiénes le conocéis (y nos conocéis) sabéis que Pepe, en estos 15 años, ha sido una pieza clave en nuestro organigrama. A él le debemos muchos de los éxitos. He recibido múltiples felicitaciones de profesores y alumnos, verbales y por escrito, hablando siempre de su dedicación y compromiso. Pepe siempre ha cuidado el centro de formación, sintiéndolo como algo suyo. Fué capaz de incorporar todas sus habilidades profesionales adquiridas en su etapa anterior como comercial (bueno, en sus tiempos se llamaba "viajante"), a este nuevo rol que él ha sabido definir tan bien. Complicado lo tienen quienes le sustituyan.



Aunque Pepe no tiene "titulación" específica, su intuición y olfato para los temas formativos ha sido enorme. Hemos tenido en él un termómetro exquisito a la hora de saber si un curso funcionaba o no desde el primer momento. Os reproduzco alguna de las conversaciones que hemos mantenido a lo largo de este tiempo, respecto a ésto:

- Pepe: Hola jefe, buenos días...
- Yo: Hola Pepe, buenos días, ¿qué pasa?
- P.: Jefe, este curso que empezó ayer, no funciona...
- Y.: No me j...., Pepe,... no puede ser....si está todo organizado y controlado...
- P.: Lo que tu quieras, pero te digo yo que no acaba bien...
- Y.: ¿Se puede saber en qué te basas para decir eso?
- P.: Los descansos son muy largos, la gente se hacen los perezosos para entrar al aula, hacen corrillos y hablan en voz baja, el profesor me ha pedido comer sólo, al margen del grupo de alumnos, no se oyen ni risas ni apalusos en el aula, terminan antes de tiempo......
- Y.: Vale Pepe...Gracias. Voy para allá a ver qué podemos hacer...
 
A lo largo del tiempo, Pepe se ha preocupado de que todo estuviera impecable. Se ha peleado con quien hiciera falta para cambiar el mobiliario cuando se ha estropeado, poner cortinas nuevas, hacerse con una buena dotación de videoproyectores, conseguir tener ordenadores en todas las aulas, sonorizar las aulas, poner armarios, coordinar las limpiezas generales.....

En ese cuidado exquisito por todos sus dominios, hay un par de cosas que Pepe nunca ha soportado, y ha sido beligerante al respecto, y yo quiero traerlas aquí a modo de anecdotario cariñoso.

Una tiene que ver con la "exposición" en las paredes del aula de los trabajos grupales hechos por los alumnos:



 Más allá de consideraciones metodológicas, Pepe siempre ha entendido que eso, lo único que hace es estropear las paredes. Cuando luego se intenta arrancar, siempre ( o casi siempre) deja marca en la pared, lo que luego significa que hay que repintar..... Algunos de los profesores que lo habéis hecho, me daréis la razón al recordar la cara que Pepe os ponía.

Otra cuestión que ha hecho enfadar a Pepe sobremanera, ha sido cuando un profesor ha pedido, o bien directamente lo ha hecho él con los alumnos, poner el mobiliario en forma de "U". Mover las mesas, arrastrarlas, perjudica al mobiliario; se estropea y luego hay dificultades para reponerlo, es la visión de Pepe. Y si además este movimiento de mesas se produce en el aula nº 6, esto ya es el acabose. Es cierto que esas mesas (las del aula 6) son más delicadas, pero el argumentario de nuestro Pepe, ante las reflexiones pedagógicas que le hemos hecho al respecto, es que, quien quiera mesas en esa disposición, solicite el aula nº 4, que ¡¡para eso está!!.

...Y claro!!, como bien sospecharéis, el problema se ha agudizado cuándo ambas cuestiones han coincidido. Adivino la sonrisa de alguno de nuestros profesores colaboradores más habituales, al leer estas líneas.

Bueno, pues este es nuestro Pepe, el que ha decidido dejarnos. En unos pocos días vamos a tributarle su merecido homenaje. Estamos preparando con mucha ilusión una comida de despedida que con toda seguridad será muy entrañable. Si estás leyendo este post, conoces y aprecias a Pepe y de alguna forma quieres hacerte presente en este homenaje, tienes diversas posibilidades:

- Apuntarte a la comida jubilación que estamos preparando
- Hacer una aportación económica para los regalos colectivos que le vamos a hacer
- Hacernos llegar algún saludo, comentario, chascarrillo, video.... en el que le digas algo a Pepe

Para cualquiera de estas alternativas, debes contactar con nuestro departamento antes del próximo viernes día 18.

Y otra opción es escribir un comentario a este post. No te preocupes que se lo haremos llegar.

Pepe, vamos a echarte mucho de menos...¡¡de verdad!!




50 comentarios :

  1. Cuando llegué hace años al Departamento de Formación me asignaron a Pepe como tutor. Todo lo bueno que pude hacer en mi labor, me lo enseñó él con dedicación, paciencia y una sonrisa. Hemos compartido trabajo, risas, amistad y alguna que otra empanadilla.
    Pasados los años ha llegado a ser más que compañero, amigo.
    Me siento orgullosa y agradecida de contar con su amistad.
    Sé que se merece está jubilación, me alegro por él y su familia porque lo quiero, pero lo voy a echar mucho de menos.

    CRISTINA ALEPUZ RIPOLL

    ResponderEliminar
  2. Voy a sentir no estar presente en la comida de despedida de Pepe, por el cambio de fechas, ya que tenía un compromiso anterior. Sin embargo quiero que quede constancia mi agradecimiento como profesora y alumna por el trabajo que ha realizado en el Departamento de Formación. Amable, servicial, comprometido, responsable, ese es Pepe. Que disfrute de su merecido descanso.

    PILAR HUERTAS MACIÁ.

    ResponderEliminar
  3. No conozco a Pepe, ni he trabajado con él, pero como docente, alumna y técnica d formación se lo IMPRESCINDIBLE q resulta un pérfil profesional como el descrito y mucho mas una persona "buena gente" como la que se adivina.
    Disfruta Pepe de tu tiempo. Salud y suerte
    Teresa Sánchez, responsable de programas en el Servei de Formació Contínua de l'Escola d'Administració Pública de Catalunya.

    ResponderEliminar
  4. @Cristina: ¡¡Qué bonitas palabras!!. ¡¡Cuánto dicen en tan pocas líneas!!. Estoy convencido de que, aunque se vaya, siempre estará con nosotros. No me acabo de hacer a la idea de ir a las aulas del Hogar y no encontrarle. tengo mis dudas respecto a que no se pase a revisar "sus" aulas....

    A Pepe le van a gustar mucho tus palabras.

    Besos: José A. Latorre

    ResponderEliminar
  5. @Pilar Muchas gracias por pasarte por el blog y participar.

    Estoy muy de acuerdo con los adjetivos que has elegido. Me quedo con el de "comprometido", pues creo que es una de sus virtudes. ¡¡Qué importante y necesario es el compromiso para trabajar en el sector público!!.

    Le pasaremos a Pepe tus palabras.

    Besos: José A. Latorre

    ResponderEliminar
  6. @scTeresa Muchas gracias por intervenir en este post.

    No sabes quién es Pepe, pero se nota que conoces el percal. Efectivamente su "saber hacer" está en relación directa con el éxito de los cursos. Si preguntamos a cualquier profesor que ha pasado por nuestras aulas en estos últimos 15 años qué cosas recuerda con mayor agrado, puedo asegurarte que una de ellas será Pepe; y si los interrogados son los alumnos, otro tanto, sin duda.

    Un placer encontrate también en el blog.

    Besos: José A. Latorre

    ResponderEliminar
  7. Tuve la suerte de conocer a Pepe y la verdad es que me brindó la oportunidad de admirarme por la profesionalidad, proximidad y calidez con la que el Servicio de Formación me regalaba como proveedor, un lujo donde los haya…

    ResponderEliminar
  8. Amigo Pepe, te jubilas y nos dejas. Se va a notar, ya lo creo y mucho. Yo personalmente lo voy a notar todas las mañanas. Sí, cuando llegabas con Germán a primera hora y como no, con el café en la mano, te acercabas a mi mesa y me preguntabas ¡Qué! ¿Cómo vas? En cinco minutos y antes de enfilar al Hogar, intercambiamos unas palabras y enseguida, al trabajo.

    No podré olvidar, las llamadas a mitad de mañana desde el Hogar, solicitando datos, aclarando dudas y poniéndonos las pilas a todos de vez en cuando. Comentarios como:
    -Pero vamos a ver, ¿en qué estamos pensando?
    -¿Cómo se reserva el aula 3 a las 12´15 horas, si a las doce acaba de finalizar otro curso? Habrá que preparar el aula y dejarla en condiciones para los nuevos alumnos ¿no?...
    -Yo le contesto: tienes razón Pepe, tienes razón….
    -Le explico: A veces, vas un poco liado y pasan estas cosas.
    -No, no, …pero, espera que eso no es todo. Resulta que los alumnos del aula 4 que tienen sesión mañana y tarde, no le habéis puesto que se quedan a comer. Esto porqué es ¿para ahorrar gastos? ¡Muy fuerte! ¡¡Muyyyy fuertee!!
    -Yo, como es lógico me disculpo otra vez: tienes razón Pepe, tienes razón…. ¡Con tantos cursos al mismo tiempo …!
    -¡Ah! Otra cosa. ¿Quién del departamento vino ayer por la tarde a dar clase?
    -Pues, así de pronto…
    -No, te lo digo porque el videoproyector del aula 7 se quedó encendido y para más “INRI” la lámpara la cambiamos la semana pasada. ¿Cómo lo ves?
    -Pero Pepe, eso no es posible.
    -¿Qué no es posible? Y que los ordenadores del aula 1 se quedaran también encendidos ¿tampoco es posible?
    -Hombre, no sé que decirte ¡Bufff! ¡¡No se le escapa una!!

    Tampoco podré olvidar cuando terminaba la jornada laboral y regresábamos a casa juntos. Pepe, siempre tenía alguna anécdota o historia que contarte, del trabajo, de la familia, de su honorable cargo de Hermano Mayor de la Cofradía Ntra. Sra. De la Piedad…

    Como tampoco podré olvidar “los almuerzos de los viernes” y tú tampoco ¿verdad? Esa cervecita, ese bocata de calamares con mahonesa y el cafetito en el Mexicano ¡Qué bueno! Te esperamos allí, como digo ¡todos los viernes!

    Jesús Menárguez

    ResponderEliminar
  9. Ay, Pepe, Pepe!!!! Qué va a ser de nosotros cuando entremos por las mañanas y no tengamos algún comentario tuyo: que si “no fumes que es malo, mira cómo yo fui capaz de dejarlo, qué pena que volviste después de once meses!”… o “Hay que ver qué de negro vienes hoy ¿se te ha muerto el gato?”… o, si tienes algún curso en danza ese día: “¡A ver si les dices que lo dejen todo como lo encuentran!”...
    Sí, siempre algo que decir, pero con mucho cariño y mucha humanidad porque Pepe es para nosotros todo un personaje por muchos motivos pero es también como un oso de peluche que siempre está ahí cuando te hace falta y en el que confías a ciegas.
    De ahora en adelante tendrás que organizarte la vida porque aún eres un chaval, derrochas energía, vitalidad y, aunque con número suficiente de años para dejar el trabajo, te encuentras en un momento fantástico para hacer todo aquello que por falta de tiempo no has podido hasta ahora.
    Ya sabes que tienes que ser comedido con el marisco y esas cosas, que luego la gota… pero ya te digo yo que encontrarás mil maneras de disfrutar cada momento.
    Lo que sí te pido es que no nos aparques en el olvido, nosotros no lo haremos, y que cuando tengas ocasión y te apetezca, nos vegas a visitar; sabes que siempre serás bienvenido. Eso sí… si nos avisas, mejor, porque así lo tendremos todo “listo para revista” y te recibiremos como tú te mereces.
    Me alegro de haber podido trabajar contigo. Desde el primer momento me acogiste con una amplia sonrisa, jamás hemos tenido el menor problema ni laboral, ni personal, ¡todo un lujo en los tiempos que corren! Gracias por eso.
    Y ya sólo me queda decirte que me muero de envidia por ese nuevo estado al que vas a pasar, y que a pesar de que has sido muy generoso con nosotros y nos has regalado un par de años, siempre nos parecerán pocos.
    Un enorme beso y aquí me tienes para lo que te haga falta.
    Concha Cano.

    ResponderEliminar
  10. @cumclavis. Manel, muchas, muchísimas gracias por tus palabras, pero ¡¡ten cuidado!!, porque si nos echas esos piropos, aunque ya no tengamos a Pepe, igual te pedimos que trabajes gratis, jajaja...

    Gracias por lo que dices; se lo pasaremos a Pepe a quien también le encantará.

    ResponderEliminar
  11. @Jesus. Gracias por participar, Jesús.

    Es muy emocionante todo lo que dices. Soy consciente de que tu también le echarás mucho de menos, por lo que dices y por las "vueltas a casa" al finalizar la jornada. No obstante, os seguiréis viendo en esa "cofradía" de la que él es el mandamás. Miedo me dáis!!

    ResponderEliminar
  12. @Concha. Gracias por escribir en el blog.

    Desprenden mucho afecto tus palabras. Le van a encantar a Pepe. Igual con todo esto, conseguimos que, ya jubilado, se nos convierta en Pepe 2.0, jaja. También podríamos contar con él para que nos diseñe el curso de "preparación a la jubilación"

    ResponderEliminar
  13. Pepe te jubilas!! Qué envidia!, pero envidia porque a pesar de llevar trabajando más de treinta años (como tú dices), llegas todas las mañanas con la sonrisa en la cara, con palabras de ánimo, con bromas... y cuando regresas del Hogar a última hora de la mañana, no ha cambiado tu sonrisa lo más mínimo, sigues con las bromas (que por venir de tí, más de una vez me he creído), con los "chascarrillos", etc. Te voy a echar mucho de menos, y las broncas tuyas de media mañana (como dice Jesús) también. Ahora quién nos va a bronquear??? Bromas aparte, que disfrutes de tu merecida jubilación, ya que es una nueva etapa en tu vida y, como se suele decir, lo mejor está por llegar.
    Un beso muy grande.
    Ana J. Asencio

    ResponderEliminar
  14. Aunque no hemos tenido el placer de trabajar juntos en la Diputación, si hemos podido compartir muchos ratitos buenos, como vecinos de barrio y en la Hoguera Benalúa. Me alegro mucho que tu jubilación llegue, en este momento de tu vida (tal y como van los tiempos, ya veremos si nosotros llearemos a jubilarnos). Ahora comienza otra etapa en tu vida. Ya está bien de trabajar. Desde el próximo mes, disfruta del tiempo libre y de tu familia, pero no dejes que MariFilo te vuelva loco. Un beso muy grande y ya nos iremos viendo por Benalúa.
    Mª AMPARO MARTÍNEZ CREMADES

    ResponderEliminar
  15. Pepe:
    No he tenido el gusto de conocerte como persona y la verdad es que lo siento, sobre todo después de oír y leer los comentarios de los que te si te conocen.
    Solo quiero escribir unas breves líneas para felicitarte por tu jubilación (te la has ganado) y agradecerte tu buen hacer y dedicación en tu trabajo que nos ha hecho más fácil el nuestro.
    Aunque no te conozca personalmente, se positivamente que tu diligencia, predisposición, atención y capacidad de trabajo se van a echar mucho de menos.
    Lo dicho. Disfruta de esta nueva situación. Un abrazo muy fuerte.
    JOSÉ V. BARROS DOMÍNGUEZ
    Jefe de Personal de Suma

    ResponderEliminar
  16. @Ana, gracias por pasarte por el blog. Es un buen ejercicio al que te aficionas si lo practicas con asiduidad. A Pepe le van a encantar tus comentarios.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. @Mª Amparo; Muchas gracias por participar en nuestro blog, Mª Amparo. Veo que lo que nosotros nos perdemos, lo gana el barrio de Benalúa.... A no ser que Mari Filo nos lo devuelva, jajaja.
    Saludos

    ResponderEliminar
  18. @José V. Barros; Muchas gracias por los comentarios Pepe. Me gusta especialmente que, desde Suma, os suméis (nunca mejor redundancia)al reconocimiento a la labor de nuestro Pepe Box. Son un buen halago las virtudes que resaltas de él. Le gustará
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Aunque yo haya sido de las últimas en llegar, soy de las primeras en apreciarte. Sabes que la semana pasada me estrené dando un curso en el Hogar, cosa que me tuvo sin dormir un par de días (o más…) pensando:“…jo, es con mi gente, y si me va mal¿?¿?” y nada que ver, ha sido una tranquilidad llegar cada mañana sabiendo que estabas ahí, más para una novatilla como yo. Me ha encantado conocerte “en tu salsa”. Gracias, por tu cariño y tu apoyo, ha sido importante, de verdad.

    Espero que no tengamos que echarte de menos, y que cada vez que puedas, quieras o te apetezca, te pases por aquí…Ten claro que los viernes a última hora te estaremos esperando, con los brazos abiertos y unaaa… sonrisa en los labios :))

    DISFRUTA de tu tiempo, de tu familia, de tus hobbies…Te ha llegado el momento de VIVIR! Que ya era hora, y te lo mereces (y además, como siga así la cosa, fijo que cambian una ley para alargar la jubilación hasta los 75, jejeje…). Así que corre, tú que puedes, y ¡¡¡SE FELIZ!!!

    Un beso enorme, con muuuucho cariño,
    Itziar

    ResponderEliminar
  20. Realmente todo elogio puede parecer poco cuando por tantos cursos de formación todos hemos ido pasando,
    se te conoce al preparar las aulas, como por llamar a ese timbre del hogar provincial, ... ... en definitiva nuestra más enorme felicitación y agradecimiento a tu encomiable labor, y así sólo nos queda más que desearte todo lo mejor a alguien que va a comenzar su merecida recompensa,
    pepe, un fuerte abrazo
    l'alfàs del pi

    ResponderEliminar
  21. Hola a todos.
    Asomado sigilosamente a este balcón donde cuelgan los ramilletes sinceros de sonrisas, halagos, y buenos deseos hacia nuestro compañero Pepe, y después de leer atentamente los 19 comentarios que hay hasta el momento acerca de su jubilación sólo quiero decir dos palabras ya repetidas por todos vosotros:
    Enhorabuena y Felicidades.
    Te jubilas y no sólo no te olvidaremos sino que seguro te echaremos de menos.
    Echaremos de menor tus bromas y tu buen hacer y también esas llamadas a media mañana, informando que un profesor no se ha presentado, que hay alumnos que esperan un curso que no va a empezar porque se ha cambiado de fechas y un largo etcétera de esas cosas que han hecho posible que estemos donde estamos y seamos quien somos.
    Echaremos de menos tu buena predisposición ante el trabajo imprevisto.
    Seguro que alguien se siente un poco huérfano con un café solitario en la mano.
    Has conseguido lo que hasta ahora nadie había logrado. Que en un post de nuestro juvenil blog, haya tal número de comentarios.
    Y algo mucho más importante, que todo el departamento, al menos durante un periodo de tiempo “Hagamos y Hablemos de los mismo”.
    Nos has unido un poco más.
    Sólo un deseo de corazón, Sé Feliz.

    ResponderEliminar
  22. Ay Pepe que te nos jubilas… No podemos creérnoslo….Eres de esas personas de las que piensas que siempre vas a estar ahí y no te para pensar que un día no estés…Nosotros hace tiempo que no vamos a dar ningún curso al Hogar, por eso cuando ocurra nos vamos a sentir distintos, porque la parada obligatoria es buscarte para saludarte, para estar charrando un rato sobre nosotros, sobre el curso, sobre el trabajo…en fin, tú ya sabes que a nosotros que nos gusta charrar mucho hablamos de todo, hasta en los descanso del curso, si hacía falta.

    Con estas palabras, no esperamos desmerecer a nadie, en absoluto. Pero es que Pepe, tú eres una institución ya en el Hogar, y te vamos a echar mucho de menos.

    A parte de todo, yo tuve el placer de trabajar contigo algunos años en Formación y eso también hizo que esa confianza adquirida, le diera más cariñito a nuestra relación, cuando me fui del departamento y fuimos profesor y coordinador.

    Lo dicho Pepe, Jordi y yo hemos estado encantados contigo todo este tiempo que hemos colaborado/trabajado juntos y te echaremos de menos.

    Sentimos mucho no poder estar contigo en la comida que se va a celebrar, pero eso no importa porque nos vamos a seguir viendo en otros lugares…ya sabes el día de la procesión de la Burrita, por supuesto, que somos de los fijos, aunque a nuestros nanos les cueste bajar cada vez más.

    DISFRUTA MUCHO CON TODOS LOS COMPAÑEROS Y COMO NO DEL NUEVO RUMBO QUE TOMAS EN LA VIDA. MUCHOS BESOS.

    JORDI Y BEATRIZ.

    ResponderEliminar
  23. Pues sí, ha llegado el momento, por mucho que hemos intentado retrasar la jubilación de Pepe, finalmente se nos va…. como tiene que ser, y muy merecidamente, a partir del mes que viene se dedicará a otros menesteres, porque descansar, descansar,…lo que se dice descansar, conociendo a Pepe dudo que pare quieto!!!

    Mi Jefe prácticamente lo ha dicho todo, lo ha explicado perfectamente, y ha reflejado muy bien la personalidad y el buen trabajo de Pepe durante sus años en este Departamento de Formación. Por mi parte, solo decir que en los años que llevo trabajando, que ya son unos cuantos, me he encontrado con gente de todo tipo, y de todos ellos he intentado aprender, porque soy de la opinión de que todas las personas nos aportan algo y nos enriquecen. Pero en este caso, Pepe es especial. Pepe es de esas pocas personas que te encuentras en la vida y que realmente merecen la pena.

    Como bien dice el Jefe “auque Pepe no tiene titulación específica, su intuición y olfato para los temas formativos ha sido enorme”, pero no solo eso, además de él tengo que destacar su excelente trato personal, como se desenvuelve con todo tipo de profesionales, bien sean jardineros, médicos, magistrados o personal de limpieza, su experiencia, su dedicación y compromiso con el trabajo, es un “todoterreno”, un gran relaciones públicas, y en ocasiones……puede resultar muy, muy pesado!!! lo malo es que con él no te puedes enfadar, tienes que claudicar siempre ante sus “geniales ideas”,… más te vale!!!

    Pues todo eso y más es Pepe, y de él he intentado aprender todo lo que he podido, al menos lo he intentado. Por todo ello Pepe, por como me has tratado siempre, como alumna, como profesora y como jefa (aunque nunca he tenido muy claro quién era el jefe si tú o yo), solo tengo palabras de agradecimiento hacia ti, te voy a echar mucho de menos.

    Mis mejores deseos en esta nueva etapa de tu vida. Que disfrutes de la familia y de la vida!!!!

    Muchos besosssss,

    Belén Fons.-

    ResponderEliminar
  24. Cuando entré en Formación fue en pleno mes de agosto por lo que muchos compañeros estaban de vacaciones, entre ellos Pepe Box, hablaban de él como “el rey o el amo del Hogar”, y la verdad es que no me extraña nada, allí en su imperio ha sido un gran dirigente, gran sabio, gran economista y gran negociante, y todo eso con la mejor de las sonrisas. Allí en su “Hogar” ha luchado con dedicación y devoción para conseguir una excelente calidad al servicio de alumnos y profesores para que todo el mundo estuviera a gusto y en las mejores condiciones posibles, todo súper ordenado, todo bajo control, con mil ojos para que todo estuviera perfecto, con el empeño, la dedicación y el gusto que le ponía al trabajo sin pereza alguna.

    Comparto las palabras de Jesús cuando a media mañana te llamaba por teléfono para avisarte que faltaban tickets de comida, que fulanito o menganito no se había presentado al curso, que al material le faltaba algo, siempre ocupándose y preocupándose, no se le escapaba una...

    Me gustaba llamar al Hogar y que cogiese el teléfono y me dijera: “Hola Liancita”, cada vez que alguien me llama así me acuerdo de Pepe Box, me acuerdo cuando tenía curso y me iba con él en la furgoneta: -“Liana mañana nos vamos temprano, no te retrases”, -“No Pepe, seré puntual”, me acuerdo de los almuerzos en el almacén, de verlo por los pasillos del Hogar arreglando las aulas y enfadándose porque la gente no era cuidadosa con las instalaciones, en fin, de muchos momentos compartidos junto a él.

    Pepe, me alegro que un trocito de tu vida haya coincidido con un trocito de la mía, que haya podido disfrutar de un excelente profesional, pero sobre todo de una excelente persona.

    La etapa laboral se termina pero nunca se terminará la personal, esa siempre estará ahí.
    Te echaremos de menos amigo Pepe.

    LIANA BROTÓNS JOVER

    ResponderEliminar
  25. @Itziar: Loquito váis a dejar al pobre Pepe las chicas del departamento, con esas cosas tan bonitas que le decís. Celoso me estoy poniendo, oye, ;-)
    Confiemos en que Mari Filo no lea el blog, jaja!!.
    Gracias por participar Itziar

    ResponderEliminar
  26. @L´alfàs: gracias por escribir en el blog. Nos encanta que lleguen también palabras de reconocimiento desde los Ayuntamientos.
    Gracias por el apoyo. A Pepe le encantará

    ResponderEliminar
  27. @José Vicente: muy emocionantes tus palabras que, además, sé de buena tinta que son también muy sinceras. Habrá que intentar "rellenar" como sea el vacío que deja Pepe y evitar que se convierta en un agujero negro que nos acabe devorando a todos.
    Gracias por estar aquí, José Vicente

    ResponderEliminar
  28. @jordi @Bea. Muchas gracias por entrar y escribir en el blog, pues de alguna manera traeis aquí la voz de agradecimiento los profesores internos.
    A Pepe le encantará saber que os seguís acordando de él.

    ResponderEliminar
  29. @Belén. Hola jefa, es un placer leerte por aquí. Qué razón tienes en cómo describes a Pepe. De todo ello, yo remarcaría, una vez más, el compromiso, pues buenos trabajadores podemos encontrar bastantes, pero que también se comprometan, no tantos.
    Besos... y pásate más por el blog, jajaja

    ResponderEliminar
  30. @Liana. Qué bueno que escribas en nuestro blog. Yo pensaba que Liana 2.0 no salía del "feisbú", jajaja.
    Es muy emocionante lo que dices, y me gusta que resaltes ese "saber hacer" de nuestro Pepe. Efectivamente es el amo de las aulas del Hogar.
    Que sepas que a tí también te echo de menos (aunque no te lo creas). Besos

    ResponderEliminar
  31. Francisco Antonio Cholbi Cacháviernes, 18 de noviembre de 2011, 9:11:00 CET

    Aunque he tenido ocasión, recientemente, de hablar con Pepe y de su jubilación, quiero sumarme a los comentarios de otros compañeros solamente para señalar que Pepe es ante todo una buena persona, siempre dispuesta a ayudar y hacer más fácil la labor de los que intervenimos en los cursos, ya lo hagamos en calidad de profesores o asistentes.

    Desearle de corazón lo mejor en su vida de jubilado, que bien merecida la tiene dado que hay que disfrutar de la misma, aunque sospecho que su mujer ya tiene unas cuantas cosas pensadas para él.

    Y que sepas Pepe (y no es un tópico) que me tienes a tu disposición para cuanto desees.

    Un fuerte abrazo,

    ResponderEliminar
  32. Hola Pepe, recuerdo cuando en algun curso nos faltaba alguna horita sin firmar y tu con tu buen hacer y sigilo solucionabas el tema, eso si en contadas ocasiones. Enorabuena un fuerte abrazo y que lo disfrutes.

    Antonio Perez.

    ResponderEliminar
  33. Conocí a Pepe Box (o Pepe “Boss”, parónimo que le viene como anillo al dedo) cuando profesionalmente yo todavía era un crío, y enseguida tuve claro que él es el auténtico Jefe del Hogar Provincial. Después, a través de lo que Liana me contaba, pude constatar que además de esto y principalmente, Pepe es sobre todo una excelente persona con un corazón tan grande como su genio y figura. Lamentablemente, el destino no me permitió mantener una relación tan estrecha como hubiera deseado, pero aún así cada vez que he ido al Hogar me ha brindado un trato excelente, y de igual forma cabe calificar la organización de los cursos a los que allí he asistido, por lo que siempre le he tenido en una gran consideración.
    Pepe, te deseo lo mejor en tus largos años de merecida jubilación, empléate en disfrutarlos con los tuyos con la misma devoción con la que te dedicaste en la Formación.
    Un fuerte abrazo.

    Rubén Martínez
    Consorcio Provincial de Bomberos

    ResponderEliminar
  34. Yo también quiero participar... no he disfrutado de Pepe ni como compañero ni como alumno. No tengo ninguna relación profesional con él.. Pero si que quiero dejar constancia que como "visitante ocasional" de vuestras instalaciones, cada vez que iba a recoger a "la Jefa", siempre tenía una palabra amable, se paraba a hablar un rato conmigo y derrocha simpatía por los cuatro costados. Además me consta, que tiene una preocupación constante por mi futuro profesional en la empresa en la que trabajo y que tan en primera página está en los periódicos... Pepe, quiero que sepas que pase lo que pase con nosotros serás de los primeros en saberlo porque así se lo pediré a Belén. MUCHAS GRACIAS POR TU PREOCUPACIÓN.. UN FUERTE ABRAZO Y A DISFRUTAR DE TU TIEMPO LIBRE QUE TE LO HAS GANADO.

    ResponderEliminar
  35. @Cholbi. Muchas gracias por participar en el blog. Está bien que nos aportes la doble visión, de profesor y asistente, pues una de las grandezas de Pepe ha sido precisamente la de mantener su exquisitez con independencia de a quién tuviese delante.
    Saludos

    ResponderEliminar
  36. @Antonio Gracias por intervenir. Pasaremos a Pepe tus comentarios. Saludos

    ResponderEliminar
  37. @Rubén. Me encanta la "lectura" que haces del apellido de Pepe, y que le viene muy al pelo. Efectivamente es el boss, el p... amo!!, pero circunscrito a las "aulas" del Hogar Provincial, no se nos vaya a molestar nadie.
    Gracias por participar, Rubén

    ResponderEliminar
  38. @Anonimo (pero menos). Muchas gracias por dejar en el blog tus piropos a Pepe. Me atrevo a decir que nos traes al debate unanueva visión, la del ciudadano, que también ha sabido captar las virtudes de nuestro gran hombre.
    En cuanto a lo demás, ya verás como todo acaba bien @miquique.
    Saludos

    ResponderEliminar
  39. Es difícil a estas alturas decir nada que no se haya dicho ya sobre Pepe. Pero quisiera dar mi visión sobre lo que ha supuesto para todos nosotros, y para el departamento, que formara parte del equipo. Para explicarlo voy a contar una breve historia basada en hechos reales.

    "Es un día más del largo calendario y se hacen las 11 de la mañana. Un escalofrío sube por mi espalda como premonición de que algo va a suceder. Es la hora en la que dan comienzo los cursos en el Hogar."

    "Van pasando los minutos lentamente y parece que hoy será tranquilo cuando el sonido estridente del teléfono me sobresalta. No quiero mirar la pantalla delatora del teléfono que me dice quién es, pero un impulso subconsciente me hace dirigir la mira recelosa sobre la letras grisáceas de su panel, ¡es él!"

    "Una voz me dice: -no lo cojas-. Otra interfiere y con sensatez la contradice: -Como lo cojas, después será peor. A las 2, cuando vuelva del Hogar, subirá, te buscará y empezará a hablarte del problema que ha tenido hasta que, después de fichar, lo dejes de camino, en su casa."
    "Me resigno y levanto el teléfono."
    - ¡Dime Pepe!
    - Oye Pedro. Hay un ordenador del aula que no va. Está el profesor preocupado y no va.
    - ¿Cómo que no va?
    - Que no, que no. Lo he intentado arrancar y que no va. Va a empezar el curso, los alumnos están aquí y el profesor no sabe lo que hacer.
    - Bueno, coge un ordenador del almacén, se lo pones y me bajas el averiado.
    - Eso ya lo he hecho.
    - Entonces, ¿para qué me llamas?.
    - Para que lo supieras.
    "-¡Este Pepe!-, pienso mientras cuelgo el teléfono con un sonrisa dibujada en los labios."

    Ese es Pepe. Una persona comprometida con su trabajo, servicial donde las haya, que no se amilana ante ningún problema, todo lo contrario, se agranda. ¡Que el Hogar tiemble!. Ante cualquier eventualidad pone en jaque a los carpinteros, electricistas, servicio de limpieza, cocineros, hasta la misma gerente se echa a temblar cuando lo ve entrar. ¡Es Pepe!. Para él, lo primero es el servicio que presta, con todo su cariño, a "sus" profesores y a "sus" alumnos (monta tanto, tanto monta).

    ¿Qué más voy a decir?. Voy a echar de menos esas discusiones en las aulas, cuando nadie nos veía, para ver cómo mejorar el mobiliario, los videoproyectores o los ordenadores, o simplemente, para hablar de cómo van las cosas.

    Para terminar, no me puedo despedirme de ti Pepe, simplemente porque mañana o pasado entraré en la Ferretería Ubeda y te encontraré discutiendo en el mostrador con los dependientes, o me pasaré por la Bodega Bernardino y estarás por allí o te veré cuando pase por tu querida parroquia o cofradía. No sólo eres un buen compañero, porque siempre lo seguirás siendo en nuestro corazón, sino que también eres un hombre de tu barrio y de tu gente. ¡TODOS TE QUEREMOS!.

    Pedro

    ResponderEliminar
  40. @Pedro. Gracias por participar. Desde mi punto de vista, retratas muy bien a Pepe y es muy emocionante todo lo que le dices. ¡¡Le va a encantar!!.
    Y por lo que apuntas, y que alguien más decía en comentario anterior, parece que lo que nosotros perdemos, lo gana el barrio de Benalúa.
    Saludos

    ResponderEliminar
  41. Pepe , pese a mi insistencia de que no te jubilaras , has desobedecido mi mandato –( por reiterados ruegos lo llamare así ) y lo vas a hacer .

    Es difícil sustituir a una persona tan dispuesta y trabajadora, sin inconvenientes de horario y esfuerzo , pones el techo muy alto a tu futuro sustituto.

    Amparo Koninckx

    ResponderEliminar
  42. @Amparo. Muchas gracias por dejar tus comentarios en nuestro blog. Ya sabes cómo es Pepe: nos ha desobedecido a todos/as, y desde luego, quien venga, tiene un buen reto.
    Pasaremos tu comentario a Pepe; le gustará mucho que te hayas acordado de él.

    ResponderEliminar
  43. Paco Rico de Biar

    Cuando conocí Pepe por primera vez hace muchos años ( yo diría que desde el principio de los tiempos en el Hohar), tuve una primera sensación: "Es una buena persona". A los largo de los años, siempre me lo has domostrado. Podría contar muchas anecdotas de nuestras conversaciones durante los descansos y en otros momentos durante la celebración de los cursos, que abundarían, si cabe, en todo lo que ya se ha dicho de tí.
    Todos los años, por estas fechas, hacías de correo del "Zar", cuando yo te daba los décimos que jugamos para Navidad en el Ayuntamiento de Biar y que compartimos con el Departamento de Formación. Siempre con esa "sonrisita" característica, me decías: toma, te los pago yo y ¡ ya veremos si cobro.... !. Comenzabamos entonces a soñar.. ¿Que hariamos Pepe, con 300.000 euros?. Casi siempre acabábamos conformandonos en que nos devolvieran el dinero, pero tú me decía: Ves, nos hemos ilusionado y además, soñar no cuesta nada y es maravilloso.

    Este año cuando le comenté a Rafa el número que jugamos el 43964, y le dije que creia que terminaba en la edad que tenía Pepe, me conestó: Pero ¿que dices...? Si tiene 67.

    Así es que ya ves Don Pepito, lo joven y bien que te conservas para muchos de nosotros.

    Se feliz y sigue soñando ¡ Te echarermos de menos..!

    Un abrazo,

    Paco Rico de Biar,

    ResponderEliminar
  44. SOLUCIONADO.

    Acabo de leer en un diario económico que se va a crear la figura del Funcionario Jubilado Voluntario, con ninguna retribución y algo de responsabilidad, así que podrás acercarte un par de mañanas cada semana y comprobar que los alumnos y profesores nos portamos bien.

    Fuera de bromas, sabes que siempre te vamos a añorar y cada vez que lleguemos a las aulas de formación del Hogar nos sorprenderá no encontrarte allí gestionando los cursos.

    Un muy fuerte abrazo.

    José Manuel Márquez

    ResponderEliminar
  45. Son esos pequeños detalles los que hacen que un día de trabajo normal pueda ser una experiencia agradable, y detrás de ellos, siempre suele estar el factor humano. Un día de trabajo en un curso de Formación suele ser una de esas experiencias, para alumnos y profesores, entre otras cosas porque allí siempre esta Pepe, comprometido y dispuesto a lo que nos haga falta, y siempre con una agradable charla por compartir en los descansos. Pepe, espero disfrutes de esta nueva etapa de tu vida. Un abrazo.
    Enrique Marimón.

    ResponderEliminar
  46. @PcoRico. Hola Paco, si he de serte sincero, echaba de menos tu presencia en este blog. Muchas gracias por participar, y por hacerlo tan acertadamente.
    Ah!!, que no esté Pepe, no debe ser excusa para que sigamos jugando de tu lotería... Mira que si toca....
    Un fuerte abrazo, Paco

    ResponderEliminar
  47. @José Manuel. Muchas gracias por escribir y colaborar en este post.
    Ójala tuvieras razón, con esa figura del "Funcionario Jubilado Voluntario", aunque si le damos estas ideas a Pepe, igual acaba montando los "Funcionarios Jubilados sin fronteras", y se los lleva a hacer de costaleros en su cofradía....
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  48. @Enrique, es un verdadero placer leerte en nuestro blog. Muchas gracias por las palabras que le dedicas a Pepe. Se las haremos llegar. El también te tiene en mucha estima y verás que siguió tu (nuestro) consejo de prorrogra un par de añitos su jubilación
    Ahora no hemos sido capaces de convencerle de nuevo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  49. Pepe y yo "nos estrenamos" el mismo año en La Dipu, en 1995, y con el mismo Jefe, el Sr. Latorre ( ¡¡ buena gente ¡¡). Asi es que ya me explicarás que has hecho para que en 15 años a ti te jubilen y a mi cada vez me carguen con mas trabajo.....ja ja
    Bromas a parte, se que es una jubilación merecida, despues de muchos años de dedicación plena al trabajo y lo que mas me ha sorprendido de ti ha sido "tu pundonor" y fuerza de voluntad ya que ponerse a estudiar y aprobar una oposición casi en la recta final de tu trayectoria laboral dice mucho de como eres
    ¡¡ un tio fantástico !! Te voy a echar mucho de menos cuando vaya al Hogar y no encuentre la sonrisa amable con que siempre me has recibido. ¡¡ Ha sido un placer tenerte de compañero !! Espero que disfrutes a tope de tu merecido descanso y verte paseando feliz por nuestro querido barrio de Benalua.
    Un besazo.
    Elvira Tarruella

    ResponderEliminar
  50. @Elvira Muchas gracias por escribir en el blog y por venir a la comida-homenaje que el dispensamos a Pepe el viernes pasado. Lo pasamos muy bien ¿Verdad?.
    Ah!! y que cada día te carguen con más trabajo, sabes que es bueno, jajaja
    Besos

    ResponderEliminar