martes, 13 de septiembre de 2011

FUTURO DE LA FORMACIÓN EN EL SECTOR PÚBLICO: EL ESPÍRITU DE ZAMORA



Esta semana se celebran en Valladolid, bajo el auspicio de la ECLAP, las V jornadas e-learning en las administraciones públicas. Previamente, una representación de los gestores de formación de los distintos niveles de la administración, van a debatir, durante una jornada de trabajo, sobre el presente y el futuro de la formación en este sector.

Estaba invitado para participar en ambos eventos, pero no he podido resolver los inconvenientes que me lo impiden, así que escribo este post como fórmula para intentar estar con mis colegas, desde la distancia de los kilómetros que nos separan, pero desde la cercanía que nos permiten las nuevas tecnologías.

Me dicen que el taller de reflexión y debate al que hago referencia, tomará como punto de partida las conclusiones del que en esta misma línea, se celebró en Zamora a finales del año pasado, en el marco de las anteriores jornadas e-learning. Quiero pues, traer aquí mi particular visión de aquellos apuntes para abrir boca en la que, con toda seguridad, será una intensa jornada. Las agrupo en tres ejes:

Potenciar los recursos internos: al igual que hacen otras grandes corporaciones del sector privado, es importante reforzar el uso de los recursos internos. Nos estamos refiriendo tanto a los contenidos como a las plataformas y a los tutores. Siempre hemos dicho que los colaboradores internos son más idóneos por su mejor conocimiento de las peculiaridades de lo público. Pero además, con ello estamos fomentando la gestión del conocimiento de las propias organizaciones, reconociendo y motivando a los profesionales más innovadores y potenciando un uso más eficiente de, la ya de por sí limitada, disponibilidad presupuestaria.

Esta idea no es nueva, y viene siendo utilizada por organizaciones muy diversas. Podemos decir, incluso, que esta línea va a salir potenciada debido al recorte económico. El último estudio de la fundación élogos ya apuntaba (datos de 2009) que el principal sistema de impartición se basaba en aulas propias, tutorías propias y personal propio. Este mismo estudio, indicaba que –en el sector público- la contratación externa de cursos se había reducido un 24 % en ese mismo año en relación al anterior, en un contexto general de crecimiento de la inversión de un 3%

Apuesta decidida por la calidad: se habló, y mucho, de calidad, tanto de los contenidos, como de la tecnología y de la metodología didáctica. Se reconoció que quizá en el histórico de los planes de formación continua, se procuró más la cantidad que la calidad. A lo largo de los últimos 15 años, bajo denominaciones semejantes, se han desarrollado acciones formativas muy distintas y con resultados muy desiguales. Para corregirlo, el compromiso adquirido el año pasado, iba en el sentido de intentar establecer líneas maestras de calidad para el desarrollo de contenidos didácticos que –desde un punto de vista tecnológico y de metodología didáctica- permitan garantizar el aprendizaje de los alumnos. A la vez, esta estandarización, posibilitaría el intercambio de estos contenidos entre distintos promotores.

En cuanto a los formatos, se puso en tela de juicio esa especie de carrera desaforada por intentar hacer mucha formación on line (de nuevo el discurso de la cantidad) como si ello fuera sinónimo de buena formación. Quedó claro que, según los objetivos y características de los cursos, era más recomendable una u otra opción. Sin embargo, se recomendó una apuesta generalizada por los modelos mixtos (blended-learning), entendidos como convergencia de las virtudes de lo presencial y lo on line.

Y todo esto bajo el paraguas de una planificación de la formación centrada en el desarrollo de itinerarios formativos por competencias, cuestión que, si me permitís, va a tener mucho sentido en estos tiempos en que se está cuestionando el quehacer de los profesionales de lo público. Decíamos en Zamora que es necesario determinar el conjunto de competencias exigibles por cada puesto de trabajo y empleado para desarrollar su itinerario formativo individualizado.

Compartir, compartir, compartir…. Lo hemos reivindicado muchas veces. Es ineludible que generemos, hoy más que nunca, economías de escala. Decíamos en Zamora que tenemos que encaminarnos hacia la creación de repositorios de contenidos para ser compartidos entre Administraciones y otras Instituciones, de tal manera que aprovechemos las inversiones hechas en el desarrollo de los mismos para ahorrar costes y esfuerzos.

No sería justo olvidar algunas iniciativas que en esta línea han funcionado. Ha habido cesiones de materiales entre administraciones, pero más como fruto de la negociación entre las partes y de la generosidad de algunos promotores, que de estrategia asumida por el sector.

El INAP, hace unos años, puso en marcha acciones que ayudaron. Me estoy refiriendo a la adquisición centralizada de materiales para el uso de idiomas. Hemos sido bastantes las organizaciones que los hemos utilizado, de tal forma que se puede asegurar que la inversión está más que amortizada.

Estoy convencido de que esta cuestión surgirá de nuevo en el taller de Valladolid. Confío en que seamos capaces de avanzar seriamente y de establecer las bases de esta colaboración interadministraciones.

No quiero terminar este post sin agradecer públicamente a Juan Carlos González, director de la Escuela de Administración Pública de Castilla y León, y alma mater de las Jornadas anuales sobre e-learning, la invitación que me hizo a participar. Quiero compensar, al menos en una pequeña parte, mi ausencia, con esta reflexión.

¡¡Que lo trabajéis muy bien!!

15 comentarios :

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Desde mi experiencia como técnico en un departamento de formación, a la vez que responsable de cursos, tengo la oportunidad de constatar, día a día, la evolución de las acciones formativas que cada año se programan en función de la fase previa de detección de necesidades en los disintos municipios de la provincia y departamentos de la Diputación.
    Esta circunstancia, junto con cierto conocimiento del funcionamiento interno de parte de estos colectivos,me lleva a pensar que para rentabilizar la formación, además de los tres grandes aspectos mencionados por José Antonio Latorre, es fundamental ahondar en el paso previo a la planificación; me estoy refiriendo a le necesidad de incidir en una reflexiva y seria detección de necesidades formativas por parte de los responsables de cada entidad. A veces me da la sensación de que los cursos que se demandan responden más a la inercia y a los planes ofertados en años anteriores que a la propia necesidad de cada entidad en cada momento.
    Creo que, e incidiendo en la calidad sobre la cantidad, con una apropiada demanda en la citada fase de detección de necesidades, se podría mejorar la primera y reducir la segunda con el consiguiente ahorro económico, por una parte, y mayor beneficio para la entidad y por tanto su repercusión en el ciudadano, por otra.
    El potenciar los recursos internos, en mi departamento es práctica habitual, obteniendo unos excelentes resultados, y el compartir recursos, supone remar en la misma dirección.
    La responsabilidad es de todos.

    ResponderEliminar
  4. Hola José Antonio
    Muchas gracias por el apunte, la memoria es importante para dar continuidad a los encuentros, y para que nos lleguen las reflexiones a los que no pudimos asistir.
    En la línea que apuntas sobre la potenciación de recursos internos (ahora me centro en las personas) el abanico de roles que puede desempeñar un experto interno se ha abierto, ha evolucionado, a la clásica figura del tutor/formador interno se añaden la de dinamizadores-facilitadores, autores, editores de contenido…desde esta concepción, más abierta, de la figura del experto se multiplican las posibilidades de participación de diferentes perfiles, tanto entre los miembros de los equipos de formación como en el resto de áreas de conocimiento.
    Así mismo comentar que un trabajo pendiente, en algunos casos, es hacer aflorar esta “sabiduría” interna y potenciar el desarrollo personal añadiendo nuevas capacidades y reinventándonos roles, además de aprovechar el conocimiento interno seguro que le damos una vuelta de tuerca a la motivación. Desde mi punto de vista, sistematizar este trabajo de exploración interna de las capacidades de los equipos de trabajo, buscar las vetas de conocimiento escondidas u olvidadas, es condición para poner en solfa recursos internos y merece una atención previa.
    Como me estoy extendiendo en el comentario solo remarcar que 100% de acuerdo en ir a por la calidad, en compartir-compartir-recompartir, en colaborar, en consensuar, en crear, en tener confianza, y en todas las Ces o Zetas que se nos ocurran para discutir y mejorar.
    Saludos
    Miguel
    PD: al leer el título del post pensaba que te referías al Ricardo Zamora, el histórico portero, y claro al unir formación y fútbol lo leí con avidez, un buen anzuelo ;-)

    ResponderEliminar
  5. ¡Buenas tardes! Tras mi intento fallido de ayer, voy a hacer un comentario (pero éste lo copiaré y lo guardaré, por si las moscas). Estoy muy de acuerdo con todo lo publicado en el post: si a potenciar los recursos internos, y no sólo por el ahorro que supone, sino por la riqueza que aporta la experiencia; si a compartir,aunque a veces una piensa que no tiene mucho que aportar; si a la calidad, aunque aquí nos queda mucho camino por andar.
    Los que no hemos ido a Valladolid, seguiremos las Jornadas a través de Twitter e intentaremos aprender desde la "distancia";)@pedrosaiz

    ResponderEliminar
  6. @conchacanoma Concha, muchas gracias por participar en el blog. En cuanto a lo que dices, no puedo estar más de acuerdo contigo. Efectivamente, un plan que se precie ha de ser la respuesta a las necesidades de los potenciales destinatarios detectadas con rigurosidad. En nuestro caso (sector público local)entiendo que esa detección debe partir del punto de convergencia entre las necesidades organizativas de las entidades locales a las que nos dirigimos, y las profesionales de los empleados. Y esto debe ser así por criterio de eficacia, eficiencia, rentabilidad, pedagógico, de aprovechamiento y transferencia....de "sentido común"....

    Quiero creer que aquellos planes de cuando las administraciones públicas empezaron con cuestiones de formación hace un par de décadas, que se diseñaban por "expertos" ( y a veces por empresas consultoras) en una mesa de despacho, están pasando a la historia y cada vez se escucha más la "voz del cliente"

    Otra cosa: los comentarios del principio que aparecen como eliminados, son las pruebas que hemos hecho esta mañana para comprobar el funcionamiento del blog. ¡¡ Que nadie piense que es un tema de censura !! ;-)). Por cierto, parece que algunos de estos problemas continuan, pues yo mismo estoy teniendo dificultades ahora mismo para poder contestaros :-(

    Muchas gracis de nuevo, por comentar y por estar cada día al pie del cañón.

    Besos: José A

    ResponderEliminar
  7. @mgalos Miguel, muchas gracias por asomarte a nuestro blog y hacer un comentario tan interesante sobre el uso de recursos internos.

    Al leerte me viene a la cabeza la importancia de la figura del tutor; no estoy pensando ahora mismo en el tutor de un proceso de aprendizaje formal, sino en esa figura tan trascendente (y necesaria)a la que encomendamos la supervisión y apoyo en el aprendizaje de tareas (y más cosas) que hacen los empleados recién ingresados. Los identifico con esas personas conocidas y reconocidas en el seno de las organizaciones por su saber hacer, su liderazgo informal...¡¡Que distinta es la carrera (y el compromiso)de aquellos profesionales que tuvieron la suerte de contar con la ayuda de un tutor!!...Nosotros estamos intentando hacerlo enmarcado en los planes de acogida, pero apenas a nivel departamental.

    Creo, sinceramente, que no gestionamos en todas sus posibilidades el conocimiento de nuestras organizaciones. Nos dejamos escapar con demasiada frecuencia ese "saber hacer" que muchos compañeros/as se llevan con la jubilación. En fin, como se dice que las crisis son oportunidades, los gestores de formación vamos a tener un escenario en el que deberíamos centrarnos en el desarrollo de todas esas figuras que tu citas.

    Ah!!, lo de Zamora, efectivamente, no iba por el gran cancerbero. Se trata de un guiño a Juan Carlos González, director de la ECLAP que en las diversas convocatorias que hace se preocupa por descentralizar en las distintas capitales de su Castilla y Leon; es que los que vivimos en la periferia de la periferia, somos muy sensibles a eso ;-))

    Gracias de nuevo por tus reflexiones.

    Abrazos: José A

    ResponderEliminar
  8. @silbibi Querida Silvia, es un placer encontrate por aquí.

    Efectivamente, a pesar de que esta mañana, tras unos retoques, el blog funcionaba bien, parece que sigue habiendo dificultades. Por twitter y Linkedin han intervenido más personas que me dicen que no pueden hacerlo desde aquí. Ahora mismo, el sistema no me "reconoce" con mi perfil en Blogger y tengo que publicar (como veis) con la opción "Nombre y URL" :-( Seguiremos viendo qué pasa.

    En cuanto a tu comentario, creo que -al menos una parte de lo que le digo a Miguel- recoge también tu reflexión. Ahora bien, en lo que no estoy de acuerdo es en que pienses que "tienes poco que aportar". Sabes que no es así. La filosofía de compartir se basa -entre otras cosas- en la riqueza que aportan las diferencias. Decir que tal o cual aporta mucho, poco, más que Juanito, menos que Pepita....es volver, también en este aspecto, al discurso de la cantidad... y no nos sirve. Además no es algo lineal; en cada momento de la construcción del aprendizaje colectivo, los roles van cambiando y por tanto los aportes que hace cada uno también.

    Bueno, ya sabes que para nosotros es un regalo de lujo, poder compartir contigo.

    Besos: José A.

    ResponderEliminar
  9. Hola Jose Antonio, me parece que del momento que toca vivir a las Administraciones se pueden extraer cosas pero que muy positivas. Tenemos que agudizar nuestro ingenio para salir bien parados y efectivamente en tiempo de crisis parece que nuestro ingenio fluye con más facilidad. Entiendo que una buena formación es la base fundamental para alcanzar la profesionalidad....y si esa formación es impartida por quien conoce y trabaja la materia obvia decir que "mejor que mejor"....
    Estoy de acuerdo con quien ha planteado la importancia de detectar las necesidades formativas y que las mismas sean reales...
    En fin, que me alegro de estar de vuelta.....Saludos

    ResponderEliminar
  10. @Fini Hola Fini: un placer verte por aquí y que comentes tus impresiones. Para que el blog pueda tener alguna utilidad, es importante la participación y debate.

    En cuanto a lo que dices del ingenio, una de mis frases favoritas es la que reza: "En los momentos de crisis solo la imaginación es más importante que el conocimiento" atribuida al genial Albert Einstein. La utilizo a menudo en presentaciones y es que estoy convencido de que es así. Por lo tanto, ante los tiempos que vienen y tal como reivindicas, es importante que tiremos de ingenio.

    Gracias por comentar, y seguro que en este nuevo período que comienza tendremos ocasión de colaborar.

    Buen finde: José A

    ResponderEliminar
  11. Hola José Antonio, la verdad es que te hemos echado de menos en el Taller y las Jornadas de Valladolid. me ha gustado tus reflexiones del Taller de Zamora las cuales comparto en su totalidad, pero lo que más me preocupa es que este año hemos repetido la mayoría de ellas, por esto es fundamental tal y como hemos comentado en Valladolid pasar a la acción. Sería importante que al menos los responsables de formación de la Administración Local, nos propusieramos crear una comisión técnica que hiciera realidad el compartir las buenas prácticas formativas que poseemos,los materiales, tutores, etc. Creo que es fundamental que demos este paso y de forma realista y eficiente vayamos dando soluciones a todos los aspectos tratados en ambos talleres ¿No os parece? Así es que propongo que después de la Asamblea de la FEMP, a principio de octubre iniciemos los contactos.
    Un abrazo
    Isa Mari Ávila desde Diputación de Cáceres

    ResponderEliminar
  12. @Isamari. Querida Isa Mari; me alegro mucho de que nos leas y además que participaes en el debate.

    Yo también os he echado mucho de menos. Ya anuncio al principio que, este post, fue un intento de "estar sin estar".

    Bueno, que se diga lo mismo que el año pasado no es malo del todo ¿no?, aunque efectivamente, nos gustaría que el avance fuese mayor.

    La iniciativa que apuntas, en el sentido de que a nivel de administración local hagamos realidad lo de compartir, me parece excelente y, sin ninguna duda, debe ser la FEMP el lugar de encuentro. ¡¡Cuenta conmigo para ello!!. Es más, mientras tanto, y a la vez, para animar a los compañeros/as quizá podríamos abrir en Goblonet (o en otra red social) un grupo para ir avanzando ¿Qué te parece?.

    Muchos besos y mi agradecimiento de nuevo por venir a nuestro blog: José A.

    ResponderEliminar
  13. Ahora existen muchas plataformas interactivas que favorecen el e-learning y que están a disposición de las diferentes entidades públicas y privadas. Trabajar enfocado en la calidad siempre da excelentes resultados, porque a pesar de los obstáculos, existe la determinación de obtener mejores resultados.

    !felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alfredo.

      Sorprende ver un comentario en un post que ya tiene dos años y medio de vida, jajaja, que en estas cuestiones tecnológicas es muuucho tiempo.

      Es verdad que existen multitud de plataformas, con la ventaja de que las hay de software abierto y gratuitas. No obstante, si hablamos de formación, hemos de poner la mirada no solo en la plataforma, sino en los contenidos, en los tutores, en la interactividad....

      Muchas gracias por comentar en el blog

      Saludos

      Eliminar