martes, 15 de febrero de 2011

Optimizar los recursos destinados a la formación

Una buena parte de la mañana de hoy la hemos dedicado a trabajar con los y las profesionales que, en los Ayuntamientos de la provincia, son nuestros interlocutores para todas las tareas de preparación, gestión y evaluación de los Planes Agrupados de Formación Continua.

Nos gusta poder tener cada año una Jornada de estas características para poder vernos las caras, compartir los problemas cotidianos que nos encontramos en la gestión de la formación, dar cuenta de lo que hemos hecho y por dónde avanzar, recoger de primera mano vuestras sugerencias ... y también (por qué no) tomar juntos una cerveza o un refresco y hablar de lo divino y lo humano.


En esta ocasión hemos dedicado la jornada a dar algunos datos relativos a la ejecución del plan del año 2010; no voy a repetirlos aquí, pues ya dedicamos un post de este blog, al que titulamos haciendo balance, tenéis a vuestra disposición el resumen de datos que os hemos entregado, y enn la Web, los más curiosos y estudiosos podéis consultar el exhaustivo informe de evaluación 2010.

También os hemos contado nuestras "aventuras 2.0" que para que tengan validez precisan de vuestra complicidad; las herramientas puestas en marcha, tales como este blog, nuestro sitio en twitter o en facebook, el canal de youtube con interesantes videos, etc. solo tendrán sentido y cumpliran su función con vuestra activa participación.

Pero lo más importante, sin duda, es el debate que hemos abierto en torno a cómo resolver el problema que ahora mismo tenemos con los huecos que quedan sin cubrir en los cursos. Hemos analizado las distintas situaciones posibles y su incidencia:
  • Rehusados aquellos/as compañeros/as que cuando se les confirma su adscripción a un curso que habían solicitado, responden en ese momento, que ya no van a acudir; esto pasa en un 28,27% de los casos. Es un problema hasta cierto punto menor, pues tenemos tiempo suficiente, vosotros y nosotros para cubrir esa vacante; en todo caso, esto es más complicado cuando se trata de acciones formativas con demanda bastante ajustada, pues un número importante de "rehusados" pone en peligro la celebración del curso.
  • Renuncias Nos referimos con esta etiqueta a quienes habiendo dado su conformidad a su inclusión en una edición determinada, unos días antes del comienzo, nos avisan de que (por las circunstancias que sean) no van a poder participar en el mismo; en 2010, hemos tenido 386 renuncias (5,96%) y como en el caso anterior, permite su sustitución.
  • No presentados Damos este nombre a los que, confirmada su participación, simplemente no se presentan en el curso el día de su comienzo y las sesiones siguientes. Ha ocurrido esto en un 7,71% de los casos en 2010. Esta situación es bastante más grave, por cuanto estas plazas se pierden.
Aunque ni a los interesados, ni al Ayuntamiento al que pertenecen, les cueste dinero, debemos ser conscientes del coste real de cada plaza de formación y la pérdida que ello supone. En cifras redondas, estamos hablando de aproximadamente 250 euros por alumno, por lo que podríamos decir que en 2010, casi 120.000 euros se han desaprovechado.



Para intentar resolver esta situación, tras el debate en grupos, proponemos las siguientes líneas de mejora:

- Informar al Ayuntamiento de los No Presentados en la 1ª sesión.
- Elaborar un reglamento que recoja las acciones a realizar.
- Controlar en la relación priorizada y penalizar.
- En convocatoria curso indicar previamente el coste/plaza.
- Informar al no presentado del coste que ha supuesto su no presentación.

Por tanto, nos comprometemos a trabajar en esta línea, sabiendo que estamos colaborando en la buena utilización de los recursos destinados a la formación, algo muy importante precisamente en esta etapa que estamos viviendo de disminución de los mismos.


Esperamos vuestros comentarios