jueves, 3 de febrero de 2011

EVALUANDO QUE ES GERUNDIO (I)



Iniciamos con esta entrada, una serie de post dedicados a la Evaluación. En el ciclo formativo, el momento de la evaluación nos parece uno de los más trascendentales; son los resultados, la medición, datos imprescindibles en los que apoyarnos para la toma de decisiones, para reflexionar sobre lo hecho (y lo inacabado) y por tanto para seguir avanzando.

Abordamos la evaluación con el modelo Kirkpatrik, aunque con alguna adaptación a nuestra realidad. El primer nivel, al que dedicamos estas líneas, es el de la “evaluación de la satisfacción”. Consiste básicamente en preguntar, justo a la finalización de una acción formativa, a los asistentes a la misma, acerca de los distintos aspectos del curso, para valorar su grado de satisfacción con el mismo “en caliente”.

Utilizamos para ello un cuestionario de 12 ítems de respuesta cerrada y 3 de comentarios, en torno a los siguientes aspectos:

Contenidos del curso
Práctica docente
Organización del curso
Autoevaluación (percepción sobre su grado de aprendizaje)
Valoración global del curso

Para la contestación se ofrecen 4 alternativas de escala Likert en un continuo de acuerdo / desacuerdo, de tal forma que, al no existir una puntuación intermedia, necesariamente han de decantarse por la opción de satisfacción o de insatisfacción

Las preguntas abiertas versan sobre propuestas para la mejora del curso, necesidades formativas futuras y observaciones que deseen hacerse.

En los anexos del Informe de Evaluación, disponible en la Web, puede consultarse el modelo de encuesta utilizado.

Para cuantificar los resultados, se otorga una valoración numérica a cada opción, de acuerdo con la siguiente escala:

Muy insatisfecho: 1
Insatisfecho: 2
Satisfecho: 3
Muy satisfecho: 4

Los resultados globales para 2010, han sido muy satisfactorios, e incluso han mejorado algo sobre los de 2009. En el cuadro siguiente mostramos las puntuaciones medias obtenidas de los distintos conceptos evaluados y teniendo en cuenta todas las ediciones desarrolladas (recuérdese que la valoración numérica es 1 a 4)


Resaltar, a la vista de estos datos, que la valoración más alta es la correspondiente al profesorado. Si particularizamos, observamos que en las Áreas formativas de “Informática para usuarios”, “Información y Atención al público”, “Recursos Humanos” y “Policías Locales” el profesorado ha sido puntuado con medias que oscilan entre 3,91 y 3,95 (es dónde más se concentra el profesorado interno)

También queremos señalar que en 50 cursos (algo más del 17% del total) la valoración global ha sido la máxima posible, es decir de 4 sobre 4.